ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Sorrentino: «Me fascina el tiempo que pasa, qué hemos hecho y cuánto nos queda»

El director intenta demostrar en su película que la juventud es un estado de ánimo y que cuando hay un proyecto hay futuro y, por tanto, juventud

Día 24/01/2016 - 04.50h

Paolo Sorrentino define así «La juventud»: «Es una película sobre la percepción de la libertad, porque habla de cómo se puede afrontar el futuro en cualquier momento de la vida, pero el único modo de hacerlo es poder pensar en ser libres».

Con un reparto de actores muy numeroso, el lugar donde se desarrolla la película es el hotel en el que fue ambientada una de las más fascinantes novelas de Thomas Mann: «La montaña mágica». Sorrentino intenta demostrar en su película que la juventud es un estado de ánimo y que cuando hay un proyecto hay futuro y, por tanto, juventud: «Hablamos siempre de cómo afrontar el futuro, porque es la más grande ocasión de libertad que tenemos. Y siendo la libertad una condición sentimental de la juventud, por definición, se podría pensar que el futuro pertenece a la juventud. Para mí no es así. Sobre esto intenta hablar la película, pero de una forma menos cerebral, más simple y directa». En «La juventud» hay mucho de historia personal de Sorrentino, quien tenía 19 años cuando sus padres murieron: «Mi hija tiene 18 años. ¿Si se quedara sola hoy qué recordaría, cuando fuera adulta, de nuestros días juntos? Era un pensamiento que me ha obsesionado como una enfermedad. He comenzado a escribir el guión de la película para liberarme».

Juventud en cualquier edad

La juventud y la vejez son los grandes temas, gigantescos de la vida, pero la película los afronta con ligereza y humor: «Son los temas de los temas: los que se refieren a la vida y al tiempo. Pero quise afrontarlos de una forma sentimental, en la acepción buena del término, sin sentimentalismos».

En definitiva, en la película de Sorrentino hay optimismo, porque, a cualquier edad, mientras se mira al futuro hay juventud: «Nos preocupamos del tiempo que pasa, de qué hemos hecho, de cuánto nos queda. Es algo que me fascina. Es necesario mantener una mirada hacia el futuro, porque es una gran ocasión de libertad y la libertad es una condición, un sentimiento del ser joven. Por tanto, a cualquier edad, si se mantiene una mirada hacia el futuro, nos mantenemos jóvenes. Es un filme optimista».

Comentarios