ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Tom Hardy: «Me gusta pelar la piel del personaje hasta llegar a su corazón»

Tom Hardy: «Me gusta pelar la piel del personaje hasta llegar a su corazón»

El actor, que hace de villano de la última película de Iñárritu, cuenta a ABC cómo fue trabajar con Leonardo DiCaprio

Día 07/02/2016 - 02.45h

«Quiero agradecer a los actores con los que he tenido que estar hombro con hombro en esta película, particularmente a mi gran amigo Tom Hardy, una bestia con un talento increíble. Estuvo ahí cada día, sé que en la vida real nunca me enterraría vivo y me dejaría morir de frío», dijo Leonardo DiCaprio al ganar el Globo de Oro. Violenta e imperdonable, pocas veces la carne y la inmediatez de la muerte se han visto, de una forma tan auténtica en pantalla, como en «El renacido».

El filme retrata con precisión la vida que llevaban hace dos centurias los hombres de las fronteras. «Estos hombres soportaban una existencia durísima, traumática. La muerte formaba parte de su día a día», explica Tom Hardy. Él es el villano de la historia, John Fitzgerald, un tipo que comienza su odisea como parte de la expedición a las montañas Rocosas dirigida por Hugh Glass. Durante el trayecto, una tribu de Arikara los ataca por sorpresa asesinando a muchos de ellos. «No creo que Glass sea mejor que Fitzgerald, son tramposos que se dedican al pillaje de pieles. Uno tiene allí a su familia, pero sigue beneficiándose del negocio. La gran diferencia entre uno y otro es que Glass siente amor por los indígenas y Fitzgerald no».

El frío crujiente de la cámara del cinematógrafo Emmanuel Lubezki, «El Chivo», traspasa la pantalla hasta calar en los huesos del espectador. «El paisaje es un personaje en este filme. Para rodar esta película nos trasladamos a Canadá, a un paraje impresionante, salvaje y aislado, donde, dependiendo de la estación del año, el frío y el calor son extremos». Cuando el oso entra en escena y ataca a Glass, juega con él como si fuera un muñeco de peluche, sus compañeros se turnan para cargarle, hasta que uno dice basta, John Fitzgerald, a quien encarna Hardy con una bandana que cubre una fea cicatriz de cuando los indios le arrancaron la cabellera. «En ese momento comienza la segunda parte, la experiencia catártica del protagonista. Este es un guión lineal, simple, sobre un hombre que quiere vengarse y por el camino encuentra la redención. Es la poesía que aparece en esos momentos lo que Alejandro capta de manera brillante en mitad de las llanuras, entre el frío, en el río. Uno puede perderse como el protagonista en esa inmensidad y sentirse acompañado de la música y las imágenes», asegura Hardy.

El mejor año

Cediendo los trastos del liderazgo a Leonardo DiCaprio, con quien trabajó en «Origen», el actor británico ha visto recompensada su interpretación con una nominación al Oscar en la categoría de secundario. «Estoy muy agradecido por el simple hecho de trabajar, de ser un actor con trabajo y no desempleado. La oportunidad de haber estado junto a Leo a las órdenes de Alejandro es lo realmente importante».

El año cinematográfico que nos ha regalado Tom ha sido espléndido gracias a tres títulos: «Legend», «Mad Max: Furia en la Carretera» y ahora «El Renacido». «Me enfrento a mis personajes desde mi propia experiencia, desde las emociones que nos unen. Cuando investigo el pasado de cada individuo que interpreto, intento adivinar que les lleva a tomar tal o cual decisión. Esa meditación personal me ayuda a revelar detalles, voy pelando la piel del personaje hasta llegar a su corazón y es entonces cuando descubro cómo debo actuar».

Comentarios