ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Cate Blanchett: «Me preocupaba que 'Carol' solo atrajera a un público femenino determinado»
Cate Blanchett pensando en Rooney Mara

Cate Blanchett: «Me preocupaba que 'Carol' solo atrajera a un público femenino determinado»

La actriz buscará su tercer Oscar con esta historia de amor entre mujeres dirigida por Todd Haynes

Día 09/02/2016 - 13.06h

En 1950 un grupo de intelectuales, entre los que se encontraba la escritora Patricia Highsmith, predicaban sobre la inversión sexual, como se llamaba entonces a la homosexualidad. Una tarde, mientras trabajaba en el departamento de juguetes de Bloomingdales (para pagarse su psicoanálisis en un deseo de explorar su ambivalencia sexual) entró una mujer que la deslumbró. «Tal vez me fijé en ella por su extraño abrigo de visón o su llamativo pelo rubio», escribió Highsmith, una mujer con un fetichismo parecido al de Hitchcock por las rubias glaciares. El caso es que la misma tarde en que colisionó emocionalmente con la desconocida, firmó las primeras ocho páginas del libro «The Price of Salt», titulado «Carol» en España.

La novela, publicada en 1952, cuenta el amor de Therese Belivet, una dependienta de diecinueve años en Nueva York, con una rica señora de los suburbios, esposa y madre, que en la treintena ameniza su vida con encuentros lésbicos. La única obra de la escritora dedicada al entusiasmo amoroso, firmada con un pseudónimo y esquivada durante toda su carrera por reconocerla como un signo de debilidad. «La primera vez que leí el guión descubrí algo en esta historia de amor que no había conseguido representar en mis otras películas. Quería mostrar que, a diferencia de la guerra, donde hay que conquistar objetivos, en el amor se trata de conquistar sujetos. Siempre hay alguien en un estado de vulnerabilidad, de peligro, y en gran parte de la historia de Carol ese sujeto es el personaje de Therese, hasta que las tornas cambian. Fue precisamente la evolución, la transformación de ambas protagonistas lo que me motivó a dirigir este filme», reconoce el director de «Carol», Todd Haynes.

«Como actriz intento encontrar en cada personaje algoritmos que pertenecen al ser humano, no me importa la época en la que viven o su situación. Cuando te enamoras crees que nadie en el mundo es capaz de enamorarse como tú, por eso esta película es universal. No voy a negar que al principio el proyecto me preocupaba. Pensaba que solo atraería a un público femenino determinado, pero Todd Hayes ha sabido crear un filme basado en el amor que no entiende de fronteras o diferencias sociales».

Blanchett, a por el tercer Oscar

A sus 46 años Cate Blanchett, madre de cuatro hijos y casada desde hace 18 años con el guionista y dramaturgo Andrew Upton, es una de las actrices del momento. Condecorada con dos Oscar y seis nominaciones, va camino de su tercera estatuilla. «Cuando uno se enfrenta a si mismo, como le ocurre a Carol, se encuentra con que tiene mucho que perder y mucho que ganar. Es fascinante la complejidad del personaje, su infierno personal, el riesgo que tiene que correr para liberarse. Vivimos en una época donde estamos viendo en pantalla figuras femeninas que realmente merecen la pena», admite Blanchett.

La química de Cate con Rooney Mara, actriz encargada de representar a Therese, destila sus esencias frente a la cámara de 16 milímetros de Haynes. El grano revela con lujo de detalles las posibilidades expresivas, la estructura arquitectónica de cada imagen que oculta las emociones entre espejos o tazas de té. «La química no se puede crear, la tienes o no la tienes. Creo que Rooney y yo somos bastante prácticas y pragmáticas respecto al trabajo. No nos escandalizamos por nada. En las escenas románticas nos decíamos, 'no te preocupes, no sientas vergüenza'», explica Blanchett, que en 2007 se atrevió a encarnar a Bob Dylan en «I'm Not There». «En los últimos años ?continúa? estoy viviendo la vergüenza de los ricos. He tenido la oportunidad de trabajar dos veces con Todd en papeles sensacionales, pero no me aferro al éxito porque, afortunadamente, el miedo que siento cuando me enfrento al público nunca me abandona».

A las cinco nominaciones conseguidas por Carol; interpretación, guión, música y vestuario, se echan de menos las categorías a mejor película y dirección.

Comentarios