ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Varios ciudadanos rusos entregan oro y plata para fundir un Oscar para DiCaprio

Varios ciudadanos rusos entregan oro y plata para fundir un Oscar para DiCaprio

Ya en 2014 suplieron la «injusticia» de que no se le diera la estatuilla por «El lobo de Wall Street» con una figura forjada en hierro, y la membresía honorífica de un grupo teatral

Día 10/05/2016 - 07.21h

Leonardo DiCaprio tiene en Rusia uno de los países donde su trabajo es más apreciado. Y el hecho de que la estrella americana haya sido nominada pero no premiada con el Oscar en varias ocasiones ya ha despertado iniciativas de diversa índole entre sus admiradores en Rusia.

Cuando en 2014 se quedó a las puertas de la estatuilla por su papel en «El lobo de Wall Street» un grupo de teatro de Cheliábinsk quiso compensar lo que a su juicio era una injusticia convirtiéndole en miembro honorífico de la compañía y le hizo llegar un «Oscar ruso» hecho de hierro.

En esta ocasión la venda es previa y más valiosa. Sea como sea, DiCaprio recibirá un Oscar por «El Renacido». Así lo han decidido varios ciudadanos de la localidad siberiana de Yakutsk, que han decidido donar sus objetos de oro y plata para fundir una estatuilla que harán llegar al actor.

«Son muchas las personas que están aportando sus objetos de plata, demostrando su predisposición a unirse en torno a un fin común», ha dicho a la agencia de noticias rusa TASS Tatiana Yegorova, una de las impulsoras de la iniciativa. Más de 100 personas han aportado ya algún objeto de esos materiales para crear este premio a quien es uno de los favoritos para llevarse además la estatuilla real. Sea como sea, DiCaprio no se quedará sin Oscar.

La cinta de Alejandro González Iñárritu de la que es protagonista ha recaudado ya cerca de 14 millones de dólares en aquel país; cifra sólo por detrás de lo obtenido en el Reino Unido.

La estatuilla, no obstante, tendrá un diseño «ruso» con algunas diferencias sustanciales sobre la original. Entre ellas, que este «Oscar» alzará su mirada al cielo y no al frente porque «cuando una persona mira hacia el cielo y las estrellas es cuando se da cuenta de su auténtico propósito y se integra con la naturaleza», ha explicado Yegorova.

Comentarios