ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Los «cabreos» de Mel Gibson en «Mad Max» y su incipiente alcoholismo

Los «cabreos» de Mel Gibson en «Mad Max» y su incipiente alcoholismo

George Miller recuerda que el actor actuaba de forma «cortante» porque se sentía abrumado por la fama

Día 12/02/2016 - 02.55h

El director de la última película de la saga «Mad Max», George Miller, ha compartido su opinión sobre el escándalo de Mel Gibson, que fue arrestado por conducir bajo los efectos del alcohol. El realizador, nominado a un Oscar, compartió rodaje con el actor durante la producción de la primera película de la saga, en 1979. Miller recuerda que por aquel entonces el actor ya actuaba de forma «cortante» porque se sentía «abrumado por la fama». De hecho, «se enfadó cuando se dio cuenta de que la iglesia local no celebraba una misa en latín».

En aquel entonces, Gibson era capaz de controlar sus nervios, explicó el director, «pero después llegó el alcohol». «Cuando escuché las grabaciones relacionadas con su arresto lloré. No hay duda de que es una persona encantadora que era muy luchadora. Desde entonces, parece que lo está haciendo algo mejor», plantea Gibson.

Parece que el director, que está grabando «Hacksaw Ridge» y está nominado al Oscar por «Mad Max», tuvo que echar mano de la paciencia para aguantar al famoso actor. Y de esta tiene, según declaró hace cinco meses, la noche en que recibió del Festival de Cine de San Sebastián el premio FIPRESCI a la mejor película internacional. «Sin duda necesitas paciencia (ríe). Si no te vuelves loco. Ya hay que estar bastante loco para hacer una película así. Hay un cierto placer demente. Estaría ahora mismo sentado aquí psicótico si no tuviera paciencia porque es una película difícil de hacer. Fue todos los días durante 130 días en los desiertos de Namibia. Cada día había tres grandes decorados. Todo era real, con gente real. Es estresante, como un ejercicio militar. Y trabajamos muy duro para que todo el mundo estuviera seguro. No puedes ser impaciente», aseguraba con respecto al rodaje de «Furia en la carretera».

Tras el éxito de la película de 1979 y el reconocimiento en forma de premios con la cuarta entrega, Miller está recogiendo los frutos de años de trabajo. el tiempo que le costó sacar adelante la cuarta entrega de la saga «Mad Max». Con respecto a la última entrega, hay que tener en cuenta que le costó sacarla adelante nada menos que una década. «Hice otra apelícula, 'Happy feet', y esta se cayó. Iba a hacer 'La Liga de la Justicia' y se cayó. Hice 'Happy feet 2', y fuimos a rodar a Australia, pero llegaron las lluvias y el desierto se llenó de flores. Así que esperamos 18 meses. Warner Brothers dijo: vamos a esperar 18 meses, a ver si seca. Pero no secó, así que tuvimos que marcharnos», relata en un tono casi jocoso, sin rastro de pesadumbre.

Comentarios