ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Récord de muertes, sangre y vísceras en la vuelta de «The Walking Dead»

Récord de muertes, sangre y vísceras en la vuelta de «The Walking Dead»

FOX estrenó este lunes el noveno episodio de la popular serie basada en los cómics de Robert Kirkman

Día 16/02/2016 - 07.34h

[Contiene spoilers]

Tras un parón de más de tres meses, «The Walking Dead» volvió a la parrilla de FOX con un episodio que dejó sin aliento a sus millones de fans. El final de la primera mitad de la sexta temporada de la serie nos dejó una Alejandría repleta de zombis y al grupo de Rick intentando ocultarse entre los caminantes cubiertos con entrañas. Lejos de allí, Abraham Sasha y Daryl se encontraban con un grupo poco amistoso a lar órdenes del malvado Negan.

La situación en la que se encontraba el grupo de protagonistas de la serie de AMC dejaba pocas opciones para la supervivencia, pero, como es habitual en esta producción, la trama dio un giro inesperado en un episodio cargado de acción y de muertes, detalle que ya había sido anunciado por el director de «The Walking Dead», Greg Nicotero: «El récord que hicimos en el primer episodio de la sexta temporada ya se ha roto en este capítulo en lo que respecta al número de caminantes y al número de muertes».

Así fue. Nada más comenzar el episodio fuimos testigos de la muerte de un buen número de personajes. Los primeros de todos ellos, los hombres de Negan que volaron por los aires cuando Daryl empleó un bazuca para deshacerse de ellos, preludio de lo que nos esperaba a lo largo de los 40 minutos de episodio.

Rick, acompañado por Michonne, Carl, el padre Gabriel, Jessie y sus dos hijos caminan cubiertos por tripas de zombie entre los caminantes que divagaban por Alejandría. Tienen un plan y están dispuestos a realizarlo, pero todo se complica cuando el hijo menor de Jessie se bloquea y deja de andar. En ese momento se desencadena el pánico: Sam es devorado por los zombis bajo la atenta mirada de su madre que entra en shock y también recibe los mordiscos de los caminantes. La mano de Jessie agarra fuertemente a Carl y Rick emplea un arma afilada para cortar el brazo de la mujer y liberar a su hijo. Pero, el otro retoño de Jessie, que ve cómo su mundo se derrumba al perder a los dos últimos miembros de su familia, dispara su arma contra Rick, una bala que acaba desviada cuando Michonne atraviesa al chico con su katana. En ese momento, vemos una imagen esperada por los seguidores de los cómics de Robert Kirkman en los que se basa la serie: Carl recibe el balazo en un ojo.

La unión hace la fuerza

El caos y la desesperación dan paso rápidamente a la valentía y el coraje de un grupo de habitantes que deciden pasar a la acción y luchar por mantener en pie Alejandría. Rick es el primero en lanzarse a la lucha, una acción que rápidamente será seguida por hombres y mujeres de la ciudad. No estarán solos, el grupo recibirá la ayuda de Daryl, Abraham y Sasha que llegarán dispuestos a llevar acabo un plan: quemar a los zombis provocando un gran incendio.

Así, se cerraba el trepidante primer episodio de la segunda mitad de la sexta temporada de «The Walking Dead», una tanda de capítulos que promete regalarnos mucha acción y más de un enfrentamiento con el esperado Negan.

Comentarios