ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Un videojuego parodia la lucha inútil de Leonardo DiCaprio por ganar el Oscar

Un videojuego parodia la lucha inútil de Leonardo DiCaprio por ganar el Oscar

El actor se encuentra ante la gran (y puede que definitiva) oportunidad de su carrera, por «El renacido»

Día 16/02/2016 - 19.01h

«Hola, soy Leonardo DiCaprio y realmente necesito ganar el Oscar». Así se presenta un videojuego, con la clásica estética «arcade», que muestra los inútiles intentos del actor por conseguir la estatuilla. El objetivo es ayudar a nuestro protagonista a alcanzar el esquivo galardón, en una carrera desesperada por la alfombra roja de Hollywood. Como juego, «Leo's Red Carpet Rampage» no es demasiado sofisticado, pero la parodia puede tener su gracia, sobre todo si se tiene en cuenta que el actor se ha dejado la piel en su última película, «El renacido».

Leo's Red Carpet Rampage Trailer from The Line on Vimeo.

En su recorrido virtual, el actor tiene la oportunidad de conseguir incontables premios, como Globos de Oro y Emmy, pero nunca el Oscar. El jugador, al menos, consigue puntos, mientras esquiva fotógrafos (además de correr, hay un botón para saltar). En la pantalla también aparece Lady Gaga e incluso algún iceberg, ahora que Kate Winslet ha confesado que en la escena final de «Titanic» ambos protagonistas se podían haber salvado.

Leonardo DiCaprio ha conseguido cuatro nominaciones al Oscar, además de la de este año. No consiguió nunca el premio, ni por «El lobo de Wall Street» (2014), ni por «Diamante de sangre» (2006), ni por «El aviador» (2005), pese a que en todas ellas estaba entre los favoritos. Su primera oportunidad, por «¿A quién ama Gilbert Grape?», en 1993, llegó cuando aún no era tan conocido.

El juego «Leo's Red Carpet Rampage» es una creación de Line Animation y Electric Theatre Collective, diseñado por Max van der Merwe con ayuda de Bjorn-Erik Aschim y Sam Taylor. La música es de Matt Oglesby. Después del 28 de febrero, noche de la ceremonia de los Oscar, sabremos si está basado en hechos reales.

Comentarios