ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Ryan Reynolds: «No niego que en el rodaje pensé que igual nos estábamos excediendo con el sexo»
Imagen de «Deadpool»

Ryan Reynolds: «No niego que en el rodaje pensé que igual nos estábamos excediendo con el sexo»

El actor aterriza en la cartelera española con «Deadpool», un súperhéroe hípersexual, atrevido y deslenguado

Día 19/02/2016 - 16.20h

Llega a las pantallas españolas «Deadpool», un súperhéroe que no se considera tal y que no se parece a ningún otro. Atentos al reto, Deadpool es híper sexual, atrevido, deslenguado y de actualidad. Imaginan un súper héroe populista, pues denle la bienvenida. Los admiradores del comic están de enhorabuena porque el protagonista, Ryan Reynolds, ha mantenido la personalidad icónica de este antihéroe. Hasta Nueva York fuimos a entrevistar a Reynolds, quien nos confesó haber luchado durante diez años para poder llevar a Deadpool a la gran pantalla.

- Deadpool es bastante deslenguado, existe un paralelismo entre usted y el personaje

- Si, siempre he sentido que existía una simetría entre Will Wilson y yo. Amo este personaje desde que llegó a mis manos hace diez años. Me encanta inventar bromas para este papel, colaborar con el director para dar forma a un personaje que no se parece a ningún otro súper héroe.

- ¿Por qué le ve tan diferente?

- Si le dices a Deadpool que es un súper héroe se enfadaría muchísimo porque es el estereotipo del antihéroe y no le importa mucho lo que otros esperan de él. Es un tipo fascinante, en realidad hemos creado un personaje que es la antítesis del héroe. Hemos conseguido un filme con una temática que nunca aparece en este tipo de películas.

- Deadpool es de las películas de súper héroes con menos presupuesto que se recuerdan

- Sí, pero eso ha formado parte de su encanto. Es divertido inventar para lograr lo que te propones dentro de unos limites, eso te vuelve mucho más creativo. Como no teníamos dinero la trama se vuelve más pequeña y contribuye a que la historia sea intima, real.

- Ha peleado durante diez años por este papel, al final la recompensa le a merecido la pena

- El personaje me encontró a mi. En el 2004 estaba trabajando en una película de New Line y ellos me mandaron el guion de X-Men y el tipo que llevaba el estudio me dijo que yo era el personaje, que lo interpretaba a diario sin saber que lo hacia. Leí el guion y me pareció alucinante. Luego la producción se detuvo hasta el año pasado, cuando parte de la historia apareció publicada en internet y el estudio decidió que había llegado el momento de retomarla. Nos dieron poco dinero y poco tiempo, pero el resultado es sensacional.

- Usted también es productor de la película

- Sí, pero eso no quiere decir mucho. Es un crédito que ayuda a financiar el filme, nada más. Todo lo que he hecho en el rodaje hubiera sido lo mismo. No sabia que era productor hasta que empezamos a grabar, ni me había enterado.

- Cuando un filme tarda diez años en llevarse a la pantalla es porque hay muchos cabos sueltos

- Sí, es cierto. Necesitábamos tener un guion redondo, un director capaz de correr el riesgo, y saber que todos los admiradores del personaje iban a estar de acuerdo con la propuesta cinematográfica que nosotros presentábamos. Me siento muy orgulloso de contar con el apoyo de los fans y por eso soy productor, porque no me hubiera involucrado de otra manera.

- Cuando tiene que entregar tanto de usted a un personaje, física y emocionalmente, como se desintoxica después

- Me cuesta mucho desprenderme de los personajes porque constantemente me reflejo en los papeles que interpreto, pero una buena ducha y pasar tiempo con mi familia es mi mejor opción para olvidarme durante un tiempo del trabajo.

- ¿Se atrevió a rodar las escenas de acción? o descansaba mirando a un doble en esas secuencias

- Hice tanto como me dejaron. A mi me encanta rodarlas, pero los dobles, los coordinadores de esas escenas son increíbles. Me sentaba a verlos y hacían sus piruetas parecieran fáciles, mientras para mi eran humanamente imposibles.

- Le gusta ponerse la segunda piel de Deadpool

- Noooo. El traje es incomodísimo, tal vez lo peor de vestir el personaje. Pero cualquier actor te dirá lo mismo porque realmente es incomodo trabajar con un disfraz

- Su Deadpool es hipersexual

- Sin duda hay una buena cantidad de sexo en la película, uno tiene que tener sus momentos de relajación (se ríe). No niego que rodando la película pensé que tal vez nos estábamos excediendo con las secuencias de sexo, porque al fin y al cabo es una película basada en un comic, pero el resultado es sensacional. Ayer la vi y me encantó, porque como te digo Deadpool es distinta, no estamos acostumbrados a ver algo así en el cine. Una locura maravillosa que estoy deseando compartir con el publico.

- ¿Qué puede pasar con Deadpool en la secuela?

- Ya veremos, ese es un problema que nos plantearemos en el futuro, por ahora hay que llenar los cines. Luego tal vez exploremos su apetito sexual.

- Deadpool es la nueva entrega de X Men. ¿Le gusta interpretar héroes de acción?

- Yo no quiero que me encasillen. Es desastroso para un actor que le cuelguen etiquetas, quiero que los productores y los directores cuenten conmigo para cualquier tipo de personaje. Cada uno trata de escribir su propio destino, tomar las decisiones adecuadas. Una película artística puede brindar una gran recompense, aunque no se gane dinero con ella. Por eso trato de combinar filmes comerciales con cintas independientes y que mi carrera sea larga.

- Ha repetido dos veces como el más sexy del planeta, ¿es importante el físico en su vida?

- En esta industria conoces a mucha gente atractiva que no ha cultivado ningún otro aspecto de su personalidad porque no tienen interés, pero al mismo tiempo hay gente que hace un esfuerzo enorme por entender otras áreas de su identidad. Para mi es importante encontrar balance entre el físico, la inteligencia y el talento.

- Mucha gente le considera un hombre que lo tiene todo su matrimonio con Blake Lively, su hija, su carrera, el éxito.

- Rechazo hablar sobre mi vida personal porque quiero mantener guardada nuestra privacidad. Y no porque sea un hombre que tiene secretos, que no los tengo, si no porque hoy en día el público conoce demasiado bien la vida privada de los actores, tanto que luego les cuesta creer los personajes que interpretan.

Comentarios