ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Brie Larson: «'La habitación' es una obra de arte que conecta con mucha gente»

La actriz aún puede pasear su anonimato por las calles de Los Ángeles agarrada del brazo de su novio el actor y músico Alex Greenwald, de la banda Phantom Planet

Día 26/02/2016 - 10.25h

Víctima de un depredador sexual, una joven vive recluida en un cuarto con su hijo de cinco años. Tan difícil de imaginar y tan cerca de la realidad. La madre cautiva, Joy, la interpreta con magistral contención Brie Larson, que a sus 26 años, y casi una desconocida en Hollywood, arrebató el Globo de oro de las manos a Cate Blanchett y Helen Mirren, casi nada. Larson, que aun puede pasear su anonimato por las calles de Los Ángeles agarrada del brazo de su novio el actor y músico Alex Greenwald, de la banda Phantom Planet, hace cola conmigo en un Starbucks cercano a Sunset Blvd. para tomar café, nadie nos molesta porque, sorprendentemente, nadie la reconoce. «Me gusta tener mi espacio, no sé que va a ocurrir en el futuro y me asusta» admite cuando se le cuestiona sobre la fama. «Desde que se presentó la película en Toronto he vivido como en una nube, he conocido gente sensacional. Esta es una aventura que me está ayudando a crecer como ser humano y como profesional».

El éxito de Larson no es, sin embargo, flor de un día. «Llevo casi veinte años trabajando como actriz, el camino ha tenido sus obstáculos, por supuesto, pero sin ellos no estaría donde me encuentro ahora». Cuando faltan unos días para la entrega de los Oscar su nombre suena a favorito. «Es tan raro hablar de ello, escuchar tu pregunta, simplemente ver mi nombre incluido en ese manojo de actrices es un sueño hecho realidad».

La heredera de Jennifer Lawrence

Ha llegado la hora de Brie, el momento de la verdad, ¿es realmente la heredera natural de Jennifer Lawrence como claman sus acólitos? Muchas son las voces que defienden su trabajo desde que cautivara por su vulnerabilidad en el filme independiente «Short Term 12». «Me siento muy orgullosa de esa interpretación porque fue la primera donde me sentí adulta, dejé atrás mis personajes infantiles» confiesa con un retintín de orgullo. A sus 26 años Brie ha conseguido la atención de Hollywood y ya rueda en Hawai la cinta «Kong: Skull Island». «Después de ?La Habitación? necesitaba una película distinta, acción, puro entretenimiento» reconoce Larson. No me extraña, su papel en la cinta de Lenny Abrahamson es cuando menos claustrofóbico. «Hemos rodado el filme en orden cronológico, lo cual me ayudó mucho a entender mi personaje. Para crearla la deshice en piezas. Hablé con especialistas de abuso sexual que tratan los traumas que sufren estas mujeres. Investigué su estado metal después de pasar años encerrada. Hablé con médicos y nutricionistas sobre su estado físico, la falta de vitaminas, de cepillos de dientes, de higiene. Todo eso me informó sobre ella» relata Brie.

La inquebrantable Ma se somete a la violencia de su secuestrador, representado por Sean Bridgers, mientras mantiene una plácida normalidad para su hijo, interpretado por Jacob Tremblay. «Sentí devoción por mi profesión cada día de rodaje porque tenía la oportunidad de trabajar con Jacob. Durante todo el filme estuve preocupada por él, por su felicidad, por conseguir que estuviera cómodo grabando en un espacio tan reducido. Verle florecer creativamente a mi lado me hizo feliz» reconoce Larson. Tras varios años atrapada, Ma se las ingenia para escapar de su tormento y vuelve a demostrar su fuerza interior al asimilar su nueva situación frente a un mundo consumido de voyerismo. «He tratado de evitar a los mirones, soy responsable de un personaje con el que muchas víctimas pueden sentirse identificadas. Personalmente comparé la experiencia de interpretarla a bucear, a lo que yo sentí cuando aprendí a hacer buceo. La primera vez que lo hice, atada a la bombona de oxígeno, solo pensaba en que cuanto más bajara, más iba a costarme salir. Sabía que iba a sucederme igual con el personaje, me dio más miedo el proceso de estudiarlo, de meterme en él, que interpretarlo» confiesa la joven actriz.

Nuevos significados

El guión de «La habitación» se adaptó del bestseller escrito por Emma Donoghue, que a su vez estaba inspirado en el caso de Josef Fritzl. «Llevo varios meses hablando de este filme, promocionándolo y me sorprende descubrir que no todo el mundo lo entiende igual. A estas alturas yo también encuentro nuevos significados a la historia, me parece una obra de arte que conecta con mucha gente». El mundo de Ma está lleno de amor a pesar de sus circunstancias, un mundo donde la rutina es tabla de salvación y que invariablemente contiene escenas difíciles de ver para el espectador. «Mi familia, mis amigos, fueron mi gran apoyo durante el rodaje de este filme. Les llamaba constantemente, me refugiaba en ellos para escapar del dolor de Joy» relata Brie sobre esos momentos en pantalla cuando el terror se hace patente.

Cuando le pregunto qué le atrae de películas como «La Habitación» o «Short Term 12» la actriz reconoce su fascinación por papeles distintos. «La idea de tener a alguien en el cine, sentado, mirando mi trabajo, es sagrado para mí, porque así crecí, viendo películas, así aprendí sobre el mundo, sobre otras culturas y generaciones, sobre lo que significa ser mujer. Me he educado viendo películas y, de niña, creía cada imagen que tenía ante mis ojos. Con los años descubrí lo que significa el cine».

Comentarios