ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Daniel Calparsoro: «Es una película canalla con vocación popular»
Daniel Calparsoro, en su última entrevista con ABC.

Daniel Calparsoro: «Es una película canalla con vocación popular»

El director catalán estrena «Cien años de perdón», la historia de un atraco con un sucio trasfondo político

Día 04/03/2016 - 11.00h

Con un reparto coral y de lujo, Daniel Calparsoro y Jorge GuerricaechevarríaEl Niño» y «Celda 211») han puesto en pie esta historia de atraco a un banco que va cambiando de rumbo según las ideas se iban fraguando en la cabeza de los guionistas. En principio la película iba a llamarse «El Robo», pero a medida que se fue desarrollando la historia comenzó a nacer en la cabeza de ambos la idea de Robin Hood, de aquello de que el que roba a un ladrón (no tanto al banco en sí sino a los poderes fácticos) tiene cien años de perdón.

El director catalán asegura que su referente, como podría parecer, no es «Plan oculto», aquella película de Spike Lee con Clive Owen y Denzel Washington que tenía ciertos matices políticos aunque no tantos como esta. Calparsoro afirma que se fijo más en «Tarde de perros», de Sidney Lumet: «Esa es una película en la que los atracadores fijan su escenario en un barrio neoyorkino donde son apoyados por el vecindario y por los propios rehenes. Todos ellos toman a la policía como el enemigo y la policía ni siquiera saber porqué. Tiene ese punto ácrata que nosotros queríamos reflejar en esta película. También es de personajes y con el mismo sentido del humor. La diferencia es que aquella acaba de una manera muy oscura y terrible y la mía, salvando distancias porque la de Lumet es una obra maestra, no. Queríamos hacer una mirada irónica y canalla con vocación popular sobre la sociedad española. 'Plan oculto' es una película distinta, es un filme con una mirada mucho más fría que esta».

Luis Tosar, quizás el más protagonista del reparto coral, se tomó con mucho humor que la realidad les hubiese sobrepasado al superar con creces lo que se cuenta en la película: «Lo cierto es que a todos nos sonaba lo que se estaba contando ahí porque se retrata una oscuridad política que, por desgracia, nos resulta muy familiar. La verdad es que poco a poco la realidad nos van adelantando y es posible que dentro de poco se convierta en una película documental y en una semana en un reportaje de un equipo de investigación. Dicho esto, hemos de agradecer la promoción gratuita que parte del plantel político valenciano nos están haciendo tan bien».

Calparsoro hizo hincapié en que se buscó un difícil equilibrio entre la tensión y el humor. «Esta es una historia de secretos, una película sobre un secreto y la fuerza que puede tener ese secreto. Es casi ese cadáver que todos guardamos en el armario y que puede tener la fuerza de acabar con una amistad, de romper una relación o de hundir un gobierno».

Un corazón muy humano

Rodrigo de la Serna, actor más desconocido aquí pero de sólida raigambre en el teatro argentino, apuntalaba una de las claves de la película: «La amistad es el eje y el corazón de esta película, es por donde el sentido del humor empieza a jugar un papel preponderante en el relato. Es interesante ver una película de atracos, que suelen ser muy frenéticas y violentas, pero en este caso es un filme con una factura técnica impecable, casi hollywoodiana si se quiere, pero con un corazón muy humano».

José Coronado, que encarna a un despiadado jefe del CNI, ponía énfasis en las maldades que exhibe el filme: «Aparte de la trama política la película habla del trabajo en equipo, intenta poner de manifiesto que hay gente que puede tener sus maldades pero que la maldad por excelencia está en las altas instancias».

Para Calparsoro el núcleo de la película está en el engaño, la traición y la sospecha: «El grupo de atracadores tiene un plan muy opaco, ellos son opacos y se engañan. La directora tiene un plan propio, los políticos tienen opacidad. No sabes quién roba a quién». Finalmente Tosar pone el dedo en la llaga al señalar que «los negociadores son personajes muy oscuros. Es una especie de ente raro. Hay un reflejo de una trama de poderes políticos que resulta familiar, extremadamente familiar».

Comentarios