ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Muestra Syfy: un festín del cine de terror más gamberro

Muestra Syfy: un festín del cine de terror más gamberro

El festival concluyó ayer en Madrid su edición número 13, con colas que daban la vuelta a la manzana donde se proyectaban las películas

Día 10/05/2016 - 07.53h

Hacía mucho que los cines del madrileño Palacio de la Prensa no tenían colas que dieran la vuelta a la calle. Parecen cinéfilos al uso, pero en sus conversaciones se habla de caníbales, zombis, mutantes y cine de terror noruego, asiático, iraní o inglés. Son los espectadores de la Muestra Syfy, uno de los primos pequeños del Festival de cine fantástico de Sitges, que ayer cerró su décimo tercera edición. El thriller «The invitación», precisamente ganador en la última edición del festival catalán, inauguró el pasado jueves esta gamberra muestra, presentada por Leticia Dolera, en la que los espectadores han disfrutado de más de 15 películas de género.

La actriz y directora maneja como nadie la atmósfera gamberra de un ciclo de cine en el que el público no duda en aplaudir (o abuchear, si se tercia) los mejores momentos de cada película. Mención aparte merecen los vítores a la luna llena o a Nicolás Cage cada vez que aparece en pantalla y las carreras a la salida de las películas para lograr el mejor sitio en la siguiente, tradiciones internas del certamen organizado por Syfy, la cadena temática especializada en contenido fantástico.

Tom Hiddleston, en una imagen de la película «High rise»

Tras la siniestra reunión de amigos de «The invitación», los protagonistas de viernes fueron los actores (Aura Garrido, Miquel Fernández, Ginés García Millán y Silvia Abril, entre otros) y el director de «Vulcania», la «distopía» española que se presentó en el «prime time» del sábado, después de la lección de vísceras y canibalismo del «The Green Inferno» de Eli Roth. La proyección contó con la presencia de Javier Olivares, creador de «El Ministerio del Tiempo», una serie que nos hace «sentir orgullosos de nuestra ficción», recordó Dolera.

El sábado, después de un par de sesiones con cintas sobre el lado más oculto y siniestro de la mente, los caníbales volvieron a adueñarse de la pantalla, pero esta vez en el imprescindible western «Bone Tomahawk», protagonizado entre otros por Kurt Russell. La última oportunidad para disfrutar de la adicción que genera este cine fantástico se vivió anoche de la mano de «High Rise», con Tom Hiddleston, película que puso fin a este atracón de cine especialmente recomendable para aquellos que quieran disfrutar de su lado más friki, en el mejor sentido de la palabra.

Comentarios