ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«Centauros del desierto»: sesenta años de una de las cimas del western... y del cine

«Centauros del desierto»: sesenta años de una de las cimas del western... y del cine

Para Martin Scorsese nada puede compararse con la primera vez que vio esta cinta centrada en la necesidad de venganza de un mercenario y veterano de la Guerra Civil

Día 14/03/2016 - 10.19h

El 13 de marzo de 1956, hace cincuenta años, se estrenó en Estados Unidos una de las mejores películas de todos los tiempos y, para muchos críticos y aficionados, el mejor western jamás filmado. Se trata de «Centauros del desierto», el clásico de John Ford, que contó con otro mítico John, en este caso Wayne, para el papel de ese Ethan Edwards que vuelve a casa después de la Guerra de Secesión... Roger Ebert, el primer crítico de cine en obtener un Pulitzer, dijo que Edwards era «uno de los personajes más cautivadores» de la filmografía de ambos. Y eso no es decir poco precisamente.

Para el cineasta Martin Scorsese nada puede compararse con la primera vez que vio esta cinta centrada en la necesidad de venganza de un mercenario y veterano de la Guerra Civil que busca al jefe Comanche que asesinó a la familia de su hermano y se quedó con su sobrina. El director de «Uno de los nuestros» considera que es una cinta «muy sobrecogedora», y donde la violencia es aún más efectiva «porque nunca está a la vista», amplía el también director Curtis Hanson («L. A. Confidential») en un documental que se rodó con motivo del 50 aniversario del estreno de la cinta. «Lo que vemos es la violencia y el racismo de nuestra sociedad», resume Hanson.

La relación entre Ford y Wayne durante 23 años de carrera fue muy fructífera, ya que rodaron 11 películas juntos. Su amistad aún fue más larga y data de la época del cine mudo. Ford siempre vio en Wayne madera de estrella y le proporcionó una gran entrada con su protagonismo en «La Diligencia» (1939), papel que escribió pensando en el propio actor.

Para Peter Bogdanovich, gran cineasta y estudioso del cine, «Centauros del desierto» es «de lo mejor que Ford pudo hacer en el género del oeste, quizá el mejor». El director de «La última película» destaca también como el filme fue despreciado por la crítica en su momento, aunque no así por el público. Pero también se congratula: «El tiempo es el mejor crítico».

«The searchers», que es así como se tituló en Estados Unidos, fue rodada originalmente en «Vistavision», un tipo de formato cinematográfico panorámico y que en su recuperación para el homenaje del 50 aniversario tenía a Scorsese maravillado. El filme está inspirado en una novela titulada del mismo modo, obra de Alan Le May, que en opinión de Luis Alberto de Cuenca es la obra maestra de su autor y «una joya de la narrativa estadounidense».

Y para cerrar este artículo conmemorativo, quién mejor que el propio Wayne para hacerlo, con declaraciones sobre el cierre de la película y sobre Ford: «El final de 'Centauros...' fascina a todos quienes estudian los westerns. Quizá porque no es de ninguna manera lo que se llama un final feliz. Con Ethan Edwards, el protagonista de toda la historia, que se queda solo y fuera... La gente se pregunta qué quería decir John Ford con eso. Pero él nunca respondió».

Comentarios