ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Así tumbó Superman al Ku Klux Klan... en la vida real

Así tumbó Superman al Ku Klux Klan... en la vida real

En 1947, el activista William Stetson Kennedy se infiltró durante un año en la organización y desveló todos sus secretos a través de la popular serie de radio dedicada al superhéroe

Día 16/03/2016 - 16.08h

El bombardeo de noticias con motivo del próximo estreno de «Batman v Superman: La Liga de la Justicia» es inagotable. Que si los aspectos más violentos de la versión calificada R, que si la sorpresa de Ben Affleck al dar una vuelta en su Batmóvil a un seguidor, que si la historia del supuesto guion falso, o los continuos tráileres, «teaser», anuncios de televisión o avances exclusivos. Pero ninguna de estas informaciones acerca de la película supera a la siguiente historia real: como Superman consiguió que el Ku Klux Klan fuera eliminado por el Gobierno de Estados Unidos como asociación nacional en 1947.

La organización había sido fundado en 1865 por los veteranos de la Guerra de Secesión para promover la xenofobia y proclamar la supremacía de la raza blanca. Pero después de que en 1882 la Corte Suprema de Estados Unidos determinara que el conocido como «Acta Ku Klux Klan», firmado en 1871, era inconstitucional, pasó al olvido. La organización contaba con muy pocos miembros y se mantuvo en el más absoluto secreto hasta 1915, año en que se fundó el segundo Ku Klux Klan, que hizo de los medios de comunicación su principal arma. El presidente Woodrow Wilson llegó incluso a apoyarles y, cinco años después, ya contaban con un 15% de la población estadounidense entre sus simpatizantes, a los que se sumaron muchos funcionarios del Gobierno en Estados como Tennesse, Oklahoma, Oregón o Indiana.

En 1933, en el momento en que la organización racista gozaba de mayor popularidad y sembraba el terror entre la población negra, nacía el personaje de Superman de la mano de Jerry Siegel y Joe Shuster. En ese momento, el protagonista de este reportaje, William Stetson Kennedy (1916-2011), tenía 17 y fue testigo de la conversión del superhéroe en todo un icono cultural en Estados Unidos. Este reconocido escritor estadounidense, pionero de la investigación sobre el folklore y activista de los derechos humanos se convirtió en uno de los responsables de que se modificaran las conocidas primarias blancas, es decir, la fórmula estadounidense que hacía que los negros no pudiesen votar.

Un infiltrado en el Ku Klux Klan

Pero por lo que Stetson Kennedy pasó a la historia fue por infiltrase en el Ku Klux Klan a principios de la década de los 40 y sacar a la luz pública sus secretos, utilizando la serie de Superman que se había estrenado en la radio el 12 de febrero de 1940. Una radionovela que tuvo un impacto brutal en la sociedad estadounidense durante once años, con Bud Collyer como protagonista.

Este escritor se pasó un año entero dentro de la organización recopilando todo tipo de información en lo que respecta a la jerarquía, las funciones de los altos mandos, las obligaciones de sus miembros, las contraseñas o los rituales con los que creía que podría conseguir la supresión de esta peligrosa sociedad.

No fue fácil. Con todos aquellos datos fue al Comité de Actividades Antiamericanas, pero nadie le hizo el más mínimo caso. Llegó incluso a acudir a Washington para verse con un comité vestido con el clásico uniforme de los miembros del Ku Klux Klan, pero lo único que consiguió es ser detenido y pasar un día en el calabozo. Las vías legales se agotaron y no se le ocurrió mejor forma que acudir al superhéroe más famoso del momento, símbolo de la verdad y justicia americanas.

«El clan de la cruz ardiente»

Cuando Stetson Kennedy fue a ver a los responsables del programa de radio de «Las aventuras de Superman», en 1946, resultó que aquellos estaban faltos de ideas para las nuevas aventuras de su personaje. Incluso ya le habían enfrentado a Hitler, así que la propuesta no solo fue aprobada, sino que se convirtió en una serie de 16 episodios bajo el título de «El clan de la cruz ardiente».

La historia se centra en un jugador de béisbol que acaba ingresando en el Ku Klux Klan tras una pelea con un compañero de equipo de origen asiático. Su tío le hace creer que el problema ha sido racial y le convence para que asista a una reunión de «verdaderos americanos».

Es en ese momento cuando aparece Superman, que centra su lucha contra el mal en sacar al muchacho de ese infierno y acabar con la organización, como pretexto para ir haciendo pública toda la información que había recopilado en su investigación. Llegó incluso a desvelarse como los miembros de la organización contactaban entre ellos, con la siguiente pregunta a modo de contraseña: «¿Mister Ayak?». «Ayak» era la abreviatura de «Are you a Klansman?» (¿eres del Klan?). La respuesta correcta del otro miembro del clan debía ser «Yes, and I also know Mister Akai» (sí, y también conozco a Mister Akai»), en el que «Akai» era a su vez la abreviatura de «A klansman I am» (Soy un miembro del Klan).

Toda esta ficción con información real caló en la audiencia y desacrédito a la organización, despojándole de toda esa mística de la que se había rodeado. Stetson Kennedy, que muirió en 2011 con 94 años, y Superman vencieron al Ku Klux Klan en la ficción y en la vida real: dos semanas después de la emisión de los 16 episodios, la imagen de la organización que abogaba por la supremacía blanca se desplomó. Pero lo más importante ocurrió un año después, en 1947, cuando el Gobierno de Estados Unidos decidió quitarle el rango de asociación nacional e ilegalizarla.

Comentarios