ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Silencio, se rueda

«Es una lástima que Almodóvar no asistiera ayer en Barcelona a la presentación de su última película. No hay peor hipócrita que quien finge conmoverse por el dolor del pueblo, pero el dolor del pueblo le importa una higa»

Día 10/05/2016 - 08.26h

En «Relatos salvajes», una de las últimas películas de la factoría Almodóvar ?un «retrato de la corrupción actual», según su productor?, alguien se refiere a «los hijos de puta que gobiernan el mundo» con una frase lapidaria: «Todos quieren que alguien les dé su merecido a estos personajes, pero nadie se atreve a mover un dedo».

Almodóvar lo explicaba a su manera en una tertulia radiofónica: «Si yo hubiera sido un hombre analfabeto, gallego, que me hubieran hecho firmar las preferentes y me entero del asunto de las tarjetas opacas, me voy y espero al señor Blesa y al señor Rato y les corto el gañote».

Como Almodóvar no estuvo especialmente fino en su alusión al «analfabeto gallego», tuvo que explicarse: «Lo que quería decir es que nos tratan con desprecio absoluto; estoy estupefacto viendo como los niveles de corrupción se superan cada día». Y para zanjar la polémica, sentenció: «Habría que canonizar al pueblo español, porque ha habido motivos para un estallido social y no se ha producido».

Es una lástima que Almodóvar no asistiera ayer en Barcelona a la presentación de su última película, «Julieta», una obra «que habla del destino, de la culpa y del vacío que dejan las personas que amamos cuando no las volvemos a ver. Del dolor del abandono y de las ganas de reconstruir el pasado».

«Almodóvar es parte del guión»

Precisamente son las ganas de reconstruir el pasado las que me mueven a escribir estas líneas, porque es verdad que «todos queremos que alguien les dé su merecido a estos personajes, pero nadie se atreve a mover un dedo». Y porque es verdad que «hay que canonizar al pueblo español». Y porque es verdad que hay «hijos de puta que gobiernan el mundo». Y también que hay muchos que no lo gobiernan. Y porque es verdad que el mundo está lleno de cínicos.

Y porque es verdad que no hay peor hipócrita que quien finge conmoverse por el dolor del pueblo, pero el dolor del pueblo le importa una higa. Y porque es verdad que, puestos a retratar la corrupción actual, Almodóvar no es que escriba los guiones, sino que forma parte del guión.

Comentarios