ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Emma Suárez: «En 'Julieta' el dolor se respira en los silencios»

Emma Suárez: «En 'Julieta' el dolor se respira en los silencios»

Ríanse de Rocky Balboa y su entrenamiento cuando se enteró de que pelearía por el Mundial de los pesados. Pecata minuta al lado de cómo se prepararon las actrices de lo nuevo de Almodóvar

Día 08/04/2016 - 10.28h

Ríanse de Rocky Balboa y su entrenamiento cuando se enteró de que pelearía por el Mundial de los pesados. Pecata minuta al lado de cómo se prepararon las actrices de «Julieta» cuando se enteraron de que Pedro Almodóvar las había elegido para su película.

Emma Suárez solo necesitó una toma para convencer a Almodóvar. En cuanto el manchego vio la prueba frenó a su directora de casting para que no buscara más: Suárez se quedaba con el papel protagonista. Desde ese momento la madrileña comenzó un «tour de force» para preparar el personaje. Vació su casa de gente para estar sola y meterse de lleno en el papel: «No se desconecta de un personaje así. Solo iba a casa para descansar. El rodaje fue muy duro pues fue en aquel mes de julio con la ola de calor, 45 grados, los focos, la tensión...»

El caso es que la actriz iba bien preparada: «Tuve tiempo para hacerlo y pude deleitarme en la búsqueda. Leí libros como 'El año del pensamiento mágico' de Joan Didion; 'De vidas ajenas', de Emmanuel Carrère, a Virginia Woolf y, por supuesto, a Alice Munro (en cuyos cuentos está basada la película). De hecho, cuando me llamó Pedro estaba leyendo a Munro. Revisé muchas películas de mujeres solitarias, toda la filmografía de Pedro, me fui a Galicia para reencontrarme con ese pasado y empaparme de mar...»

Afirma que puede ser el rodaje más duro que ha tenido junto a «El perro del hortelano», que le valió el Goya, pero también el más agradecido: «En esta película el dolor se respira en los silencios y es algo que Pedro ha sabido captar. Es muy minucioso, revisa todo al detalle e incluso cuida la colocación de libros que haya en el fondo en una biblioteca, sus títulos... Pedro es implacable y no da tregua, por eso es tan bueno».

Adriana Ugarte tuvo que pelear mucho más por el papel de Julieta joven. Fue a la primera prueba sin saber quién era el director: «Solo me dijeron que era uno muy importante. Pensé en Almodóvar o en Amenábar. En la segunda criba ya me lo dijeron y tras la tercera me dijeron que el papel era mío». El mismo Almodóvar ha calificado «Julieta» como «un drama de silencios». El director asegura que Ugarte lo tuvo más difícil que el resto: «Rodaba en una época que no conocía y con otro físico. Estaba acostumbrada a otra clase de directores pero lo consiguió porque además de ser muy buena actriz es muy disciplinada».

Adriana señala que «a las deliciosas órdenes de Pedro, esto fue un camino de rosas. Es duro, pero tanto como tú te lo quieras plantear. Pedro te pone en bretes muy interesantes para convertir lo duro en fácil». Ugarte afirma que solventó el reto de una interpretación compleja con «conversaciones con el propio ego. En ese terreno Pedro es un gran exorcista. Es verdad que es muy exigente pero con el primero que es exigente es consigo mismo. Te pide, pero en unos límites que sabe que puedes alcanzar».

Comentarios