ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
La CIA ayudó a producir un episodio de «Top Chef» y la película de «Argo»

La CIA ayudó a producir un episodio de «Top Chef» y la película de «Argo»

Se han hecho públicas algunas de las películas, novelas, series documentales o programas de televisión a los que la agencia habría apoyado entre 2006 y 2011

Día 13/04/2016 - 10.58h

Las operaciones de la CIA no se limitan a las labores de espionaje o inteligencia. A través de la Oficina de Asuntos Públicos (OPA en sus siglas inglesas), una división que se cencarga de gestionar la comunicación con la prensa y que hace las veces de relaciones públicas con la industria del espectáculo, acabamos de conocer los nombres de algunas de las películas, novelas, series documentales o programas de televisión que la agencia ha ayudado ha producir.

Algunos de los últimos que se han hecho públicos ahora han sido los filmes de «Argo» y «La noche más oscura», la novela «The devil's light» de Richard North Patterson, los documentales de History Channel y la BBC («Air America: The CIA's secret airline» y «The secret war on terror», respectivamente), la serie de cable «Covert Affairs» y hasta la versión amercana del reality show «Top Chef», según ha publicado Vice News.

Aunque en la web de la CIA se informa de que el responsable de esta institución debe ayudar a productores, guionistas, directores y autores «a obtener un mejor entendimiento de las misiones de inteligencia» y «hacer un retrato ajustado de los hombres y las mujeres de la CIA», lo cierto es que esa información es secreta.

De hecho, los documentos fueron obtenidos por este medio después de presentar su demanda ante la Ley de Libertad de Información. En uno de ellos se reproduce la auditoría que se le realizó al inspector general de la Oficina de Asuntos Públicos sobre sus contactos con la industria del espectáculo, en la que se decía: «La OPA y otros empleados de la CIA no siempre han cumplido con las regulaciones de la agencia, las cuales prevén impedir la publicación de información clasificada durante sus intercambios con los representantes de la industria del espectáculo».

El alcance de la «ayuda»

A raíz de esta supuesta negligencia se han conocido ahora algunos de estos proyectos de entretenimiento en los que la CIA ha participado durante la última década y que, más allá de «La noche más oscura», no habían sido revelados anteriormente. No sé informa exactamente de cómo y cuándo han sido los encuentros de los agentes con Patterson y los responsables de los dos documentales, por lo que no se puede saber el auténtico alcance de esa «ayuda». Y con respecto a las otros proyectos, las citas son muy limitadas.

Ya se presuponía que «Argo», la película dirigida y protagonizada por Ben Affleck y premiada con tres Oscars, habría contado con la ayuda de la agencia, pero solo ahora ha llegado la confirmación. La cinta reproducía la operación encubierta de la CIA para rescatar a seis diplomáticos estadounidenses que se escondían en la residencia oficial del embajador del Canadá en Irán en 1979.

Otro de esos proyectos de un total de 22 que la CIA habría apoyado entre 2006 y 2011 fue, por sorprendente que parezca, la versión americana del reality de cocina «Top Chef» que en España presenta Chicote. Según la documentación, muchos empleados de la agencia hablaron y fueron entrevistados por representantes del programa, aunque estos no informaron antes, tal y como exigen los estatutos, a la Comisión Revisora de Publicaciones de la CIA. Los portavoces de la productora que se encargan del famoso espacio de cocina tampoco ha querido hacer declaraciones a Vice News.

El director de la CIA, Leon Panetta, participó en un episodio de «Top Chef» emitido en 2010, en el que se proponía a los cocineros que «transformaran un conocido plato en algo completamente nuevo, y que lo hicieran, nada menos, que para el director de la CIA, alguien que sabe una o dos cosas sobre posibles cambios de identidad».

«La noche más oscura»

Los otros proyectos en los que la agencia de inteligencia prestó su ayudo fueron la mencionada novela «The devil's light», que abordaba cuestiones de seguridad nacional. También la película de «La noche más oscura», en la que el director Kathryn Bigelow contaba la operación clandestina de la CIA que desembocó en la captura de Bin Laden, a raíz de la cual fue sometida a escrutinio la relación de la agencia con la industria del espectáculo. Ocurrió tras acerse pública esta colaboración.

En el documental «The secret war on terror» de la BBC, el periodista Peter Taylor se adentraba, a lo largo de 50 minutos, en la guerra de inteligencia que se mantuvo contra Al-Qaeda. Mientras que el documental del History Channel, «Air America: The CIA's secret airline», contaba la historia de la única compañía aérea civil que es propiedad secreta de la CIA, creada como una extensión de los cazas estadounidenses voluntarios que participaron en la guerra chino-japonesa durante de la Segunda Guerra Mundial.

Comentarios