ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Jennifer Lawrence era de niña una mentirosa compulsiva

Jennifer Lawrence era de niña una mentirosa compulsiva

La actriz ha explicado por qué hoy en día es incapaz de mentir sin que una insoportable ansiedad se apodere de ella

Día 19/04/2016 - 08.57h

La pequeña Jennifer Lawrence era una mentirosa compulsiva cuando apenas contaba con 9 años. Ella misma lo confesaba en una entrevista, y lo hacía para explicar por qué hoy en día es incapaz de mentir sin que una insoportable ansiedad se apodere de ella.

Hoy actriz de moda, Lawrence era una niña que «siempre quería ganar a los demás». Así que si alguien le contaba algo, ella subía la apuesta.

Una pierna que amputar

La cuestión se torció cuando una de sus mentiras llegó a oídos de su madre. Una compañera del colegio le dijo que tenía una dolencia en una pierna. Lawrence no se lo pensó y le dijo «pues a mí me tienen que amputar esta pierna la semana que viene».

La otra niña le contó a su madre la trágica noticia, y esta, amiga de la madre de la actriz llamó de inmediato a casa de Jennifer. «Me he enterado, qué lástima lo de la pierna de tu hija».

La madre de la hoy ganadora de Oscars le pidió explicaciones y le hizo confesar todas sus mentiras. Lawrence se metió bajo una manta y relató una a una cuantos embustes había dicho en su vida.

«He contado que papá tenía un barco, que éramos multimillonarios, que estabas embarazada, que me iban a amputar las piernas, que esterilizo a perros y a gatos el fin de semana...», relató avergonzada bajo la manta.

Con aquella terapia liberadora se le quitaron para siempre las ganas de mentir.

Comentarios