ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«Entre pillos anda el juego»: un estudio cómico del ser humano

«Entre pillos anda el juego»: un estudio cómico del ser humano

Este domingo, por solo 1,99 euros, ABC ofrece a sus lectores una comedia que dejó huella a su paso

Día 23/04/2016 - 16.05h

La comedia, todo un clásico colocada entre las cien más divertidas de la historia del cine, está inspirada en el guión de «El millonario», de Ronald Neame (1953), basado a su vez en una novela de Mark Twain llamada «El billete del millón de libras».

Se trata de unos ricachones que para probar si la riqueza y la pobreza viene dada por la genética o por el origen social deciden arruinar a un rico y enriquecer a un pobre. Las peripecias en la subida de uno (un Eddie Murphy en su esplendor) y el descenso vertiginoso del otro (Dan Aykroyd) están llenas de ingenio y habilidad por parte de un genio como es John Landis.

La película iba mucho más allá de la clásica comicidad en la que estaba planteada la trama, pues hablaba de todo un planteamiento sociológico y psicológico sobre la multitud de manifestaciones de la codicia y condición humana.

Además, fue la primera película que hablaba del mercado de valores y de la facilidad que tienen algunos para hacerse ricos especulando con el dinero de los demás sin apenas ver un solo dólar. De hecho, a «Entre pillos anda el juego» se la puede considerar la predecesora de «Wall Street», que fue estrenada poco después. En este último filme se profundizaba en clave de drama en el funcionamiento del mercado de valores, el manejo de la información privilegiada, la ambición, codicia y especulación en los mercados.

«Entre pillos anda el juego» fue un éxito de taquilla, con más de noventa millones recaudados. El propio Landis hizo un cameo en la película pues cuando el personaje de Eddie Murphy sale de la cárcel se encuentra rodeado por tres hombres, el director John Landis interpreta a uno de ellos.

Comentarios