ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Carmelo Gómez dejó el cine porque le producía pesadillas

Carmelo Gómez dejó el cine porque le producía pesadillas

Tras varios problema, el actor decidió retirarse de los rodajes para entregarse totalmente al teatro, que es lo que le gusta

Día 26/04/2016 - 18.58h

Anoche se entregaron en el Circo Price de Madrid los premios Max de teatro. Uno de los actores que no pudo perderse el evento fue Carmelo Gómez que, tras varios problemas ha decidido retirarse del cine para entregarse totalmente al teatro que es lo que verdaderamente le gusta y le llena.

- ¿Día importante?

Sí, un premio es la fiesta de los compañeros. Más el mundo del teatro.

- Qué alegría nos da verte a pesar de haber anunciado tu retirada.

Me retiraba del cine, del teatro no esto lo llevo en la sangre, creo que el día que tenga que hacerlo me da algo.

- ¿Qué te hizo quitarte el cine?

No sé, que no estaba cómodo. Simplemente dormía mal, tenia pesadillas, y es mejor una buena vida corta, que una larga mala.

- ¿Estás mejor?

Sí, estoy muy bien, me ha ido muy bien en el teatro, de hecho estoy nominado. Ha sido un premio ver el teatro lleno todos los días, hablar en verso y un personaje tan cercano a mí. Me ha reconciliado con mi carrera.

- ¿Pudo ser depresión?

No, no sé lo que es la depresión, se lo que es la tristeza.

- Un actor tan bueno como tu ¿A qué se debe esa falta de oferta de papeles?

Bueno yo creo que hay falta de oferta para todos, hay angustia por el siguiente papel, lo que quiere decir que no hay muchas. Este oficio ha sido vapuleado y esquilmado, no queda poco, estamos aguantando y ofertas hay pocas, en general.

- ¿Televisión?

No, nunca he hecho televisión. El mundo del audiovisual he tenido ofertas pero no quiero, quiero trabajar en el teatro que me siento muy proyectado.

- ¿Volverías al cine?

No, diría que no, es que no me apetece tal y como está la casa. Pasar más de mil años.

- ¿Nuevos proyectos en teatro?

De momento acabar con eso, hacer la gira que vamos a Bogotá, me gustaría que terminásemos en EEUU, para expandir la cultura, es el año de cervantes no tenemos de que avergonzarnos y tenemos mucho que exportar. Hasta enero, no me planteo nada, descansar después.

Comentarios