ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«Capitán América: Civil War», el padre y la madre de todas las batallas

«Capitán América: Civil War», el padre y la madre de todas las batallas

Según los hermanos Russo, directores, «nuestro objetivo era contar la historia de forma que los argumentos de ambos bandos fueran convincentes

Día 29/04/2016 - 11.11h

Estamos ante una nueva película del Capitán América, ya metido de lleno en la saga de los superhéroes. El filme está basado en la colección de cómics de Marvel publicados en 1941 y para esta entrega la compañía vio necesario recuperar la dirección de los hermanos Russo, Anthony y Joe, que ya habían realizado «Capitán América, el soldado de invierno». Aquel proyecto tuvo una excelente acogida tanto de público como de crítica, así que Marvel apostó por lo seguro.

El guión pasó a tener mucho más protagonismo de lo que es habitual en esta clase de películas y la razón del enfrentamiento que parte en dos a los superhéroes resultó ser vital. Según los hermanos «nuestro objetivo era contar la historia de forma que los argumentos de ambos bandos fueran convincentes. Aunque de forma individual los puntos de Tony Stark y Steve Rogers ya lo son, queríamos crear un desgarramiento casi total para suscitar una sensación de tensión que anunciara lo que iba a suceder después».

El reparto de los dos bandos llevó mucho más tiempo del que parecía porque se intentó equilibrar las fuerzas y que las habilidades de unos pudieran ser contrarrestadas por las de otros. Además, hubo dos incorporaciones tardías, y de gran importancia, que dieron mucha más espectacularidad a la película. Fueron la de Ant Man (el hombre hormiga, interpretado por Paul Rudd, y que ya tuvo su propia película) y la de Spiderman (uno nuevo interpretado por Tom Holland y que ha tenido tanto éxito que ya se habla de que será el nuevo Spiderman en las siguientes entregas del personaje.

El escenario principal del rodaje se realizó en los Pinewood Atlanta Studios, pero también hubo equipos de rodaje en Alemania, Austria, Islandia, Puerto Rico, Indonesia, Brasil y Reino Unido.

Una de las escenas que más tiempo llevó y que se realizó con mucho cuidado fue el de la batalla abierta de las dos bandas, quizás lo más espectacular del filme. Los Russo rodaron de forma que, como ellos dicen, aquello pareciera un panel desplegable porque «es como una ilustración a doble página del cómic. Se abre y lo hicimos de forma que se pudiera ver a todos los personajes luchando entre ellos en todo el panel doble. Lo miras de cerca y buscas los detalles de quién lucha contra quién», señala Joe Russo.

Los ingenios tecnológicos fueron de todo tipo: un coche especial para la Pantera Negra, un prototipo de Audi con todos los adelantos que aún no han sido llevados al mercado. A Ojo de Halcón se le incorporaron armas nuevas como un bastón plegable para el cuerpo a cuerpo. Hubo mejoras en los trajes de Halcón, Bruja Escarlata, Ant Man y La Visión. A este último, interpretado por Paul Bettany, se le dotó de un Airboard para flotar por el aire. Su estilo imita a un monopatín y puede alcanzar los 20 kilómetros por hora.

Los estilos de lucha también fueron más definidos. El de Capitán América se sofisticó hasta conseguir una mezcla de las artes marciales de la vieja escuela pues se fusionaron judo, kárate, Taekwondo y el elegante y habilidoso Aikido. También Pantera Negra utilizó artes marciales, pero en su caso fue un estilo de lucha más basado en la Capoeria, la disciplina brasileña que combina acrobacia, baile y música.

Bruhl y sus tapas

Por otro lado, hubo una simpática anécdota con Daniel Bruhl, que hace de villano en la película. Como se sabe, el actor es hispano-alemán pero vive en Berlín donde además es el dueño de un restaurante.

Bruhl volvió a casa cuando se rodó en Berlín y aprovechando la estancia invitó a sus compañeros de reparto a su restaurante de tapas, un concepto español al que sus colegas no están acostumbrados. Ni que decir tiene que todos quedaron encantados.

Comentarios