ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Cyril Dion: «Somos interdependientes. Tenemos que trascender las discrepancias»

Cyril Dion: «Somos interdependientes. Tenemos que trascender las discrepancias»

«Mañana» se ha estrenado en las pantallas españolas tras triunfar en Francia, con más de un millón de espectadores y el premio César al mejor documental

Día 02/05/2016 - 11.49h

«Mañana» se estrena en las pantallas españolas tras triunfar en Francia, con más de un millón de espectadores y el premio César (de la Academia de Cine Francesa) al mejor documental, y tener una excelente acogida en Bélgica y Suiza. Se trata de una película documental que muestra casos concretos y plantea soluciones reales sobre temas de agricultura, del uso de monedas de cambio, del funcionamiento de la empresa, del tratamiento de residuos, de modelos educativos, utilizando ejemplos reales de distintas partes de la geografía occidental, entre ellos Estados Unidos, Dinamarca, Inglaterra, Finlandia y Francia. Charlamos con uno de los dos directores de la película Cyril Dion (junto a Mélanie Laurent) tras la presentación de la película documental dentro del ciclo Tu Cita con el Cine Francés.

- ¿Cuáles fueron los hechos, aparte de un estudio publicado en la revista científica Science cuyos autores aparecen en el documental que hicieron desencadenar documental?

Hacía años que estaba involucrado en ONGs y en procesos en los que intento comprender a la gente y cómo podemos movilizar a la gente y hacerles reaccionar frente al cambio climático, contra el desmoronamiento de la biodiversidad y otros temas. Y me di cuenta rápidamente que mostrar las catástrofes a la gente les hacía actuar. Y sería bueno mostrar otra visión del futuro, que muestre un futuro deseable para que le den ganas a la gente de cambiar. En 2008 comencé a hacer una película documental con Coline Serreau «Solución local, para un desorden global», que se centró en la agricultura. La película se estrenó en 2010 y yo quería hacer una película más global, mostrar diversas partes del mundo y diferentes temáticas.

Empecé a buscar otros directores. Y pensé que todos los directores tomarían mi idea pero harían la película que ellos quisieran. Así que me lancé a hacerlo yo mismo. Encontré a Mélanie Laurent en 2011, nos hicimos buenos amigos. Y en 2013 decidimos hacer esta película. Hemos dedicado 9 meses al montaje, y hemos buscado la complementariedad de temas, y hemos intentado hacer una mezcla entre la ficción y el documental. Hemos utilizado imágenes muy bellas, hemos cuidado la música, hemos incluido animaciones. Elementos de las «road movies», para que el espectador se identificara con nosotros, se ponga en nuestra piel y parta de viaje con nosotros. Que a la vez fuera agradable y al mismo tiempo reflexivo.

- ¿Ha llevado mucho tiempo la preproducción, la búsqueda de presupuesto y la elección de los lugares, empresas, personas, colectivos...?

Eso es lo que ha llevado más tiempo, buscar la financiación. He dedicado tres años para encontrar el dinero. Y finalmente lo conseguimos gracias a una campaña de crowdfunding, porque sino las cadenas de televisión no nos querían dar el dinero porque piensan que un documental en los cines no funciona muy bien, que no podían ganar bastante dinero.

Y después hemos ganado más dinero que muchas películas de ficción. Espero que hayan cambiado su idea sobre los documentales.

- ¿Qué piensa usted de Al Gore que aparece en el documental «Una verdad incómoda» (2006) y que da conferencias por todo el mundo sobre el cambio climático? ¿Cuál era su idea?

En nuestro caso la idea era decir que cada uno de nosotros puede cambiar las cosas, y después mostrar a gente normal, que se parece a nosotros.

Y decir que los nuevos héroes no son grandes personajes, sino gente como nosotros que cambian el mundo a su escala, en su comunidad. Después también sucede a gran escala, porque San Francisco que aparece en la película como ejemplo en el tratamiento de residuos, es una aglomeración de 7 millones de habitantes. Islandia es un país. Copenhague es una ciudad con más de un millón. Y son escalas importantes, cuando menos.

Después encuentro que lo que ha hecho Al Gore es importante. Ha habido un antes y un después. La concienciación del cambio climático ha variado gracias a su película. Se han hecho muchos documentales sobre ecología o sobre temas sociales, porque éste tuvo mucho éxito y otros pueden también tener éxito e impacto. Y hacer documentales positivos, que muestran soluciones locales o soluciones más generales. Hace falta que haya gente famosa, y gente menos famosa, pero que todos aporten todos su parte.

- ¿Tiene usted esperanza en la humanidad?

Sí y no. Porque sé que los seres humanos tienden a reaccionar cuando tienen una urgencia. Cuando están frente a un muro, como consecuencia de una catástrofe, o después de un shock. Eso me obliga a no confiarme, porque hace falta algo grave para que la gente reaccione. Pero al mismo tiempo, cuando vimos a todas las personas, colectivos y empresas que aparecen en ?Mañana? nos ha devuelto la fe en la humanidad, de que los humanos son capaces de lo mejor, de lo peor también. Pero aquí vemos que son capaces de hacer cosas extraordinarias. De mostrar la creatividad, la generosidad, la humanidad, la bondad? Y que hay que hay que llegar a despertar todos esos sentimientos, y eso es lo que tratamos con esta película, mostrando toda esa gente, y todo lo que la humanidad tiene de mejor. Y despertando todos esos sentimientos en el espectador.

- Viendo este documental vemos que hay gente que quiere hacer las cosas de otra manera ¿La gente necesita un cambio de espíritu o de mentalidad?

No es una película comercial, pero es más comercial de lo que podríamos pensar. Ha funcionado muy bien en Francia (más de un millón de espectadores) pero también en Bélgica y en Suiza. La gente necesita que le demos esperanza pero también tienen ganas de actuar. Y ganas de dar sentido a sus vidas. Cuando proponemos algo, les damos un proyecto de futuro, entusiasta, tienen ganas de dirigirse hacia ello.

- Me ha faltado en la película alguna referencia a la industria farmacéutica, con tanto poder en nuestra sociedad ¿Por qué no lo incluyeron? ¿Qué piensa usted de la industria farmacéutica?

El problema es que esta industria tiene mucho poder. Y son las mismas compañías que fabrican los pesticidas, se mencionaba en «Soluciones locales, para un desorden global», y los medicamentos. Por lo que, de alguna manera, crean la enfermedad y luego la solución. Y lo que necesitamos es crear una sociedad donde la gente sea más autónoma, menos dependiente de las grandes firmas, ya sea para alimentarse o curarse. Que tomemos medicamentos a veces, pero que tengamos una concepción de la salud que no sea una concepción del mercado. O hace falta absolutamente comprar medicamentos para tener buena salud. Necesitamos una concepción de la salud, donde la salud sea nuestra forma de vida, nuestra alimentación, la manera de hacer deporte, de tener nuestra mente tranquila? Y que los medicamentos sirvan sólo cuando hay una urgencia, como cuando hay fuego.

Hoy en día tenemos la impresión de que hay medicamentos por todas partes, que hay que comprar, comprar, comprar? Va en la misma lógica que esta sociedad extremadamente consumista, dónde intentamos empujar el crecimiento económico, las compras y las ventas. Y la película quiere mostrar que hay otras maneras de actuar, y que sí queremos llegar a vivir todos en este planeta respondiendo a nuestras necesidades, pero sin continuar destrozando los ecosistemas, sin aumentar las desigualdades sociales. Es necesario que hagamos las cosas de manera más simple, más autónomos, explotando menos la naturaleza y sus recursos, en una lógica que atienda menos al mercado o los mercados.

Hay muchos temas de los que no hemos hablado, pero siguen la misma lógica que los temas que hemos tratado. Y lo mismo para la salud, para la vivienda o para la justicia?

Es necesario que la gente se movilice y trabaje los hechos políticos. Porque los políticos y los directivos ponen reglas a las empresas. Y pueden hacer todo lo que quieran.

- ¿Qué piensa del bitcoin como moneda aparte y de la banca social? Que no aparecen en el documental.

El ?bitcoin? no lo conozco suficientemente bien cómo para poder responder.

Lo que intentamos explicar en la película es que hace falta una diversidad monetaria, liberar la creación monetaria, para permitir financiar actividades que no son rentables en el sistema económico clásico. Y eso no significa deshacerse del euro o de la libra esterlina, pero utilizar el euro para unos usos y otras monedas para otros usos. Y si el «bitcoin» ayuda eso, está genial, pero lo desconozco.

Y sobre la banca social. Todo lo que permite intercambiar la riqueza está muy bien. La banca social, la banca del tiempo? Todo lo que aporta otras unidades de riqueza. La unidad del tiempo, por ejemplo, es una hora. Entre distintas profesiones. Si necesito a un abogado, y luego yo ofrezco mis competencias a otra persona o a la que me ha ofrecido ese servicio. Eso funciona sobre todo en Inglaterra.

- ¿Qué piensa usted de los movimientos sociales, como el 15M? ¿Y del panfleto de Stephane Hessel ?Indignaos??

Es positivo que la gente se manifieste y que implique en la política.

Después lo que hay que ver, que se pone de manifiesto en nuestra película, es que lo que funciona es cuando los ciudadanos, los empresarios y los políticos trabajan juntos en el mismo sentido.

Hoy necesitamos construir una sociedad donde dejemos de batirnos unos contra los otros, de ganar unos a los otros. Porque somos completamente interdependientes, como la naturaleza, porque formamos parte del mismo ecosistema. No podemos continuar a deshacernos. Que si tengo razón porque soy de izquierdas, que si tengo razón porque soy de derechas. Sino que tenemos que trascender esas discrepancias y ponernos manos a la obra en cosas que están en el interés de toda la humanidad.

Y en la película es increíble como en Dinamarca, votaron en el Congreso de los Diputados salir de las energías fósiles. Y que Dinamarca será 100% energías renovables en 2050. Porque el cambio climático es un tema que interesa a todo el mundo, no es algo que sea de derechas o de izquierdas. Así que todos los diputados votaron a favor.

En Finlandia han cambiado la educación porque para ellos la educación es una cuestión vital para la humanidad. Así que los diferentes gobiernos han continuado la labor de las reformas dirigiéndolas por el buen camino. No rompiendo los avances sino siguiendo la misma senda.

Los países escandinavos han logrado en crear una cultura de consenso político. Donde llegan a trabajar juntos, creando coaliciones. Y es lo que sucede en Alemania ahora mismo, trabajan conjuntamente en temas ecologistas y en inmigración con un gobierno de coalición. Estos temas son tan generales que no tienen un color político.

Comentarios