ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Bryan Cranston: «Sigo negociando con la fama»

Bryan Cranston: «Sigo negociando con la fama»

El actor de «Breaking Bad» estrena «Trumbo», con la que fue candidato al Oscar

Día 06/05/2016 - 09.23h

Donald Trumbo, el protagonista de «Trumbo», era un hombre de seudónimos, obligado a cambiar el apellido para sortear la ley Hollywood 10, escrita por un comité que luchaba contra las actividades de los «antipatriotas comunistas». Aquella caza de brujas, lista negra incluida, dejo a Trumbo sin el Oscar por «Vacaciones en Roma», que ganó, pero no se lo reconocieron como suyo hasta décadas después. El guionista de «Espartaco» recibe su homenaje con el filme que Jay Roach ha dedicado a su persona. Un hombre que, como escritor, tuvo una enorme influencia en la industria y, además, fue muy admirado por mantener sus principios. «El se unió al partido comunista cuando en realidad no era comunista, sino socialista. A Trumbo le gustaba ser rico, pero su compasión por los pobres le hacia apoyar a los trabajadores que luchaban por una paga decente», explica Bryan Cranston, encargado de meterse en la piel de Trumbo.

«Nos parecemos porque los dos tenemos la habilidad de pontificar, de ser egocéntricos, extremistas. Elegir un personaje es como seleccionar un bouquet de flores. Depende de su textura, del color, de lo que te inspira y consideras tu propia capacidad para interpretarlo. Para bien o para mal dibujas con tus manos, desde tu experiencia personal, desde tu imaginación, aunque hayas estudiado a fondo el material», explica Cranston. Su interpretación es metódica, y no ganó el Oscar por lo endeudada que estaba la Academia de Hollywood con Leonardo DiCaprio.

El filme cuenta la historia de Trumbo a través de muchos años, siempre apoyado por su mujer, a quien da vida Diane Lane, y odiado por la columnista Heda Hopper, representada por Helen Mirren. «Esta es una película muy dulce, con un gran mensaje. Cuando Trumbo le dice a John Wayne 'los dos tenemos derecho a equivocarnos', explica toda la narración. La gente tiene derecho a cometer errores, sin que eso signifique que son malas personas. Para mí, ese es el motivo más importante de la historia», señala Cranston.

Una sólida carrera

Muchos seguidores del actor lo conocen como Walter White, el protagonista de «Breaking Bad», pero Cranston tiene una sólida carrera a sus espaldas. «Walter me cambió la vida, me brindó grandes oportunidades, pero sigo negociando con la fama. No me siento cómodo con ella y me he dado cuenta que ahora salgo menos. Me he vuelto un hombre recluido», reconoce el actor.

Comentarios