ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Hollywood acampa en Cannes

Hollywood acampa en Cannes

Los grandes realizadores, sabedores de los entresijos de la industria, se cuelan en las presentaciones del Festival con astucia, necesitados como están de vender sus películas.

Día 14/05/2016 - 13.29h

Durante diez días en mayo, los adoradores del cine dirigen su mirada hacia el sur de Francia para descubrir que se cuece en la catedral de Cannes. Los grandes realizadores, sabedores de los entresijos de la industria, se cuelan en las presentaciones del Festival con astucia, necesitados como están de vender sus películas. Corren tiempos turbulentos para el cine de autor. Los dueños de los cines, las grandes firmas comerciales, buscan títulos de terror comercial, animación en 3D o súper héroes a granel. Cannes representa una gran plataforma para realizadores noveles, pero también para aquellos como Woody Allen o Steven Spielberg que desean continuar atrayendo al publico joven con su catalogo personal, sin intervencionismo de los estudios.

Por lo tanto, no sorprende la lista de directores norteamericanos que puebla la programación del Festival de Cannes de este año, dentro y fuera de la competición. Woody Allen dio el pistoletazo de salida con Café Society, una historia de amor intima y emotiva. El realizador neoyorquino llegó a la alfombra roja escoltado por Blake Lively y Kristen Stewart, las protagonistas de su filme. También aterrizará Steven Spielberg, con Best Friend Gigant, una cinta de animación, su segunda colaboración con Mark Rylance, donde ha adaptado el clásico cuento de Roald Dahl.

Por tercera ocasión en su carrera Jodie Foster apareció en la croisette con una película suya, esta vez se trataba de Money Monster, interpretada por Julia Roberts, actriz que debuta en Cannes, y George Clooney. Otras dos grandes estrellas, Ryan Gosling y Russell Crowe, se dejaran ver este fin de semana en el Festival presentando The Nice Guys, la cinta de Shane Black, el guionista de Lethal Weapon, que se pone tras las cámaras para contar la historia de un cazador de recompensas y un investigador privado.

En el menú que los programadores han seleccionado este año, destaca la presencia de Jim Jarmusch con dos películas, Gimme Danger, un documental sobre Iggy Pop, y Paterson con Adam Driver convertido en un conductor de autobús de Nueva Jersey. Muchas son las estrellas que, además de los ya mencionados, se esperan en estos diez días del festival; Elle Fanning, Chris Pine, Keanu Reeves, Javier Bardem, Sean Penn, Marion Cotillard, Nicolas Cage, pero, paradójicamente, al menos en lo que concierne a los cinéfilos, el festival no ha perdido su esencia y continua siendo un oasis dedicado al séptimo arte, uno de los pocos lugares dónde todavía el cine se ve como un arte y no un negocio. Aquí, dónde eligen estrenar Spielberg, Allen, Clooney, Foster y De Niro, sigue palpitando el amor a la narración visual por encima del entumecimiento mental que la epidemia de súper héroes está provocando en Hollywood.

Cómo viven las celebridades en Cannes

Entre el cine y las presentaciones a los medios, las celebridades disfrutan de unas merecidas vacaciones durante el Festival de Cannes. La costa azul francesa es una bacanal del lujo y ofrece un sin fin de fiestas, eventos, cocteles y presentaciones. La calle dónde hay que pasearse, y con suerte encontrarse de bruces con un famoso, es el oeste del promenade de la Croisette, un boulevard plagado de tiendas de lujo dónde lo mismo uno se encuentra con Kristen Stewart saliendo de sus entrevistas en el hotel Martínez, como otea a la carrea a Kristen Dunst tras su almuerzo en un yate de lujo. Para almorzar el lugar de encuentro es el bar Lalu, el bistró entre el InterContinental y el Hotel Martínez, local de tendencia del momento para una reunión entre estrellas.

Pero si hay un hotel que se ha convertido en el campamento de las celebridades durante el Festival ese es el Hotel du Cap-Eden-Roc en Cap d'Antibes. Allí se alojan George y Amal Clooney, Julia Roberts, Sean Penn, Ryan Gosling, Kristen Stewart, Russell Crowe, Blake Lively. A treinta minutos de distancia del palacio del Festival, el hotel du Cap-Eden-Roc es un paraíso entre jardines y bosques de pinos. Un rincón, abierto desde hace 140 años, favorito de los artistas y la aristocracia.

Comentarios