ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«Cuanto peor esté el mundo, más debemos creer en la fantasía»
Steven Spielberg posa en la alfombra roja antes de presentar «The BFG»

«Cuanto peor esté el mundo, más debemos creer en la fantasía»

Steven Spielberg presenta en el festival de Cannes su nueva película, «The BFG»

Día 15/05/2016 - 03.47h

El sello de Spielberg se sintió en el Festival de Cannes con el estreno de su película «The BFG» (Big Friendly Gigant). Construir fantasías en películas forma parte de la trayectoria artística de Steven Spielberg, uno de los más grandes exponentes del cine contemporáneo que ha logrado plasmar en sus historias una huella inconfundible. En su nueva cinta, el espíritu del niño que habita dentro de Spielberg cobra vida, porque pocos realizadores hay que crean tanto en la magia como él mismo. «Para mí este filme es una vuelta al pasado. He podido revisitar algo que siempre me ha gustado hacer, como es contar historias usando la imaginación. Cuando ruedas una película de época no hay lugar para la imaginación, pero con «The BFG» me sentí libre. Me trajo de regreso sentimientos que yo tenía cuando era un cineasta más joven. He rodado muchos filmes entre «E.T.» y esta película, pero veo las dos como una reunión maravillosa» explicó Spielberg en la conferencia de prensa que siguió al pase oficial de su película. El director reconoció que se sintió atraído por el proyecto cuando oyó que su socia, Kathleen Kennedy, había contratado a la guionista de «E.T.», Melissa Mathison, para adaptar el clásico cuento infantil de Roald Dahl. «La muerte de Melissa me ha dejado un sabor agridulce, y por eso me cuesta explicar la felicidad que me ha producido dirigir este filme. Es un sueño hecho realidad».

Durante años, Steven Spielberg ha esperado la evolución tecnológica del motion capture, técnica elegida para conseguir desarrollar la visión que deseaba lograr. El cineasta ha ingeniando un sistema de lentes que capturaron las interpretaciones de los actores, dando como resultado un híbrido entre la acción real y la técnica del motion capture. «Cuando estoy preparando un proyecto, rodando una secuencia o iluminando una escena solo quiero pensar en mi trabajo, no en el equilibrio que necesita o en la tecnología».

Protagonizada por Mark Rylance, como el gran gigante, y la niña de doce años, Ruby Barnhill, la película se centra en la historia de una huérfana que se hace amiga de este gigante. «Es una historia que habla de abrazar nuestras diferencias, de hacer un esfuerzo por entendernos» reconoció el director. El realizador más rentable de Hollywood admitió que cuando elije una película nunca piensa en términos financieros. «No puedo pararme a pensar en el rendimiento de mi trabajo, yo simplemente busco contar una buena historia».

Enfrentando con naturalidad la pregunta de por qué un director judío lleva a la gran pantalla la novela de Roal Dahl, un escritor acusado de antisemita, Spielberg respondió: «No conocía sus historias personales». Dahl, autor de cuentos inolvidables como «El gran gigante bonachón», «James y el melocotón gigante», «Charlie y la fábrica de chocolate» y «El superzorro», fue descrito por el escritor británico Jeremy Treglown, en su biografía sobre el escritor, como un hombre anti judío, acosador y problemático. «Yo me centré en contar el cuento que escribió, no en el autor» explicó Spielberg. Y acto seguido advirtió que en los peores momentos de la humanidad hay que creer en la magia de la fantasía. «Cuanto peor esté el mundo, más debemos creer en ella. Ciertamente hay muchos valores en este filme, empezando por conseguir hacer una narración sin cinismo. Una metáfora que me llevó a desarrollarlo pensando en cuántos corazones podríamos crecer juntos al verla».

Sin detenerse nunca, Steven está embarcado ya en su próximo proyecto, «Ready Player One», un filme de suspense dentro del género de la ciencia ficción, dónde volverá a estar Rylance como protagonista. «Ready Player One» será la tercera cinta que rueden juntos después de «El Puente de los Espías» y «The BFG». «Me siento muy afortunado de contar con Mark en mis películas, de conocerle y sobre todo de considerarle mi amigo. Tengo muchos conocidos, pero no he invitado a mi vida a mucha gente de la industria. Siento un gran respeto por Mark y nos divertimos mucho juntos, somos inseparables». Este director, actor, productor, guionista y visionario del cine es sin duda uno de los artistas que mejor entiende la esencia de la industria del cine. Un hombre que retrata la imaginación a través de la cámara. «El mayor éxito de Hollywood es que las películas tengan significado fuera de su país de origen. Los filmes deberían llegar a todas las casas, tocar todos los corazones del mundo. Tenemos mucho tiempo por delante para crear los sueños que aún no hemos imaginado».

Comentarios