ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
El director de «Begin Again» ningunea a la «supermodelo» Keira Knightley
Knightlet, en «Begin Again», cinta del oscarizado director de «Once»

El director de «Begin Again» ningunea a la «supermodelo» Keira Knightley

Varios directores que trabajaron anteriormente co la actriz salen en su defensa con elogios, ante las palabras despectivas de Carney

Día 31/05/2016 - 19.52h

La dos veces nominada al Oscar por «Orgullo y Prejuicio» (2005) y «The Imitation Game» (2014), Keira Knightley, parece no gustarle a todo el mundo. El director John Carney, que dirigió a la actriz en «Begin Again» (2013), donde la británica daba vida a una aspirante a estrella de la música, carga contra ella. El cineasta asegura que después de trabajar con Knightley se sintió «desencantado».

«Creo que el problema era que Keira no era cantante ni guitarrista, y es muy difícil hacer música que parezca real sin músicos», afirma el director en una entrevista en la publicación británica The Independent.

«Pienso que el público se ha tenido que enfrentar a esto con 'Begin Again'. Y por mucho que trabajé para que funcionara, creo que ella no acaba de mostrarse como una guitarrista, cantante y compositora. Yo quería trabajar con músicos y actores que supieran tocar sus instrumentos y cantar debidamente», apunta.

Tras probar suerte en Hollywood, el director asegura que ha sido muy satisfactorio volver a Irlanda, donde rodó su primer gran éxito, la ganadora del Oscar «Once», y hacer películas «en las que no importaba quién estaba en ellas.» «He aprendido a no rodar películas con supermodelos», sentencia.

El mundo del cine ha salido en defensa de la actriz ante estas palabras. Mark Romanek, que dirigió a la actriz en «Never Let Me Go», escribió en Twitter que el trabajo con Knightley era «completamente espectacular». También Lorene Scafaria, directora de Knightley en «Buscando un amigo para el fin del mundo» ha dicho que la actriz es «una maravilla». «Magnífica actriz» la ha definido Lynn Shelton en contra de las palabras de Carney.

Comentarios