ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Podemos, entre bambalinas: ¿y si Pablo Iglesias se hubiera quedado en tertuliano?

Podemos, entre bambalinas: ¿y si Pablo Iglesias se hubiera quedado en tertuliano?

Fernando León de Aranoa estrena «Política, manual de instrucciones», un documental que registra las tripas de la formación morada en una insólita muestra de destape político

Día 04/06/2016 - 05.41h

Hay increíbles historias que surgen del dolor, a saber cuántas. Algo de despecho por una exnovia había en el nacimiento de Facebook, y Pablo Iglesias and company crearon Podemos, entre otras cosas, por el desprecio que sufrían en Izquierda Unida, que no les hacía ni caso. En el verano de 2013, el levantisco Iglesias le dijo a Tania Sánchez, su pareja de entonces, que iba a lanzarse a la piscina a ver si había agua. Llamó a Miguel Urbán, a Jorge Moruno,... Iñigo Errejón fue el último en unirse porque no lo veía nada claro (gran ojo). Y a Monedero le convencieron tras abrir una ¿oportuna? segunda botella de Albariño. La historia podemita empezó ahí. Y ahora un documental de Fernando León de Aranoa, llamado «Política, manual de instrucciones», recoge el proceso de construcción del partido hasta su entrada en el Congreso con 69 escaños. Llega a menos de un mes de las elecciones, a 22 salas.

La seminal Asamblea de Vistalegre (donde se eligió a Iglesias como el amo de la barraca), la inspiración sudamericana, «la bengala en la oscuridad» que supuso el 15M, su crecimiento en las encuestas, el caso Monedero, etc. son ofrecidos en esta cinta de manera analítica y sin parangón en cuanto a transparencia, que acaba dejando una imagen amable de sus miembros. El cineasta, que nos cuenta que su película ha gustado entre los retratados, elogia el aspecto de las puertas abiertas: «Honestamente creo que el mero hecho de que el documental se haya hecho habla bien de su disposición. Te abren las puertas a un grupo de documentalistas que han entrado ahí y han podido trabajar en libertad. Había determinadas situaciones en las que yo pensaba: 'Bien, este es el momento en que nos van a echar'. Y no pasó».

Hablamos con León de Aranoa en la Academia de Cine, en la madrileña calle Zurbano, curiosamente al lado de la sede del Partido Popular en Génova. ¿Se vería rodando un documental parecido con el PP? «¿Por qué no? No sé si ahora acabaría haciéndolo, pero responde al agotamiento de un año y medio de trabajo. Lo que no tengo duda es de que me encantaría que se hiciera, me gustaría mucho también ver uno del partido socialista y de otros partidos. Es un tipo de trabajo muy interesante, conocer el funcionamiento de un formación política por dentro. Ver cómo se toman las decisiones, etc. Desde luego sería un buen espectador de este documental», responde. ¿Ha visto el spot de Ciudadanos? «No».

El grado de intimidad que muestra este «Política, manual de instrucciones» permite asistir a momentos de interés para el aficionado a la política. Se muestran las tripas del partido, puro destape del aparato constituido como «máquina para ganar elecciones». Vemos, por ejemplo, cuando estratégicamente deciden no mencionar al PSOE en sus discursos para buscar el choque solo con el PP en busca del ansiado «sorpasso» («El PSOE no existe»); o cuando Pablo Iglesias decide introducir, «como señal a los historiadores», ese «el cielo se toma por asalto» en su cierre de discurso de Vistalegre; o cuando en una reunión se recomienda que los nuevos políticos hagan una limpia a su pasado en las redes; o, en otra vertiente, cuando el líder de Podemos se marca en una barbacoa guitarra en mano una canción que no cantó en «El Hormiguero»... «Y tuuu bendita presencia, comandante Che Guevara». Pablo Iglesias, en un momento dado, reconoce que no fue fácil para él no convertirse en tertuliano profesional. También comenta que, en el pasado reciente, su situación y la de Errejón distaba de ser boyante, uno de precario profesor en la Complutense y el segundo directamente emigrando.

¿Qué le diría a quienes piensen que se trata de un spot de campaña larguísimo o que pasa de puntillas por los asuntos espinosos? «Creo que la película no regatea los problemas y las situaciones de crisis... ya desde Vistalegre, con el choque de ideas, se cuenta. Es difícil encontrar ese nivel de entrada y profundización», dice León de Aranoa. ¿Y por qué no habla en ningún momento Sergio Pascual (secretario de Organización cesado por Iglesias)? «Sí aparece, y sale en alguna reunión conflictiva. Esa situación está expuesta en el documental de una manera muy clara y muy directa. No se centra en él como en tantas otras personas. Son elecciones narrativas que tienen que ver con la construcción de la historia. En ese sentido no es periodismo que admite más la multiplicidad», opina el cineasta. E igualmente ahí tenemos también, con la fastidiosa actualidad sobre la mesa, a Iglesias razonando en su momento por qué no se van a unir con Izquierda Unida, ya que «hay poco margen a lo que están planteando» o «no hay espacio para pactos».

El director de «Barrio» siguió durante un año a la gente de Podemos para grabar 500 horas. En el tráiler se ve cómo estos se quejan bromeando sobre la presencia constante de su equipo empotrado en la estructura del partido. «Si seguís aquí me psicoanalizo», comenta un Errejón, que por cierto acaba alcanzando incluso el protagonismo del documental por su facilidad oratoria y porque quizá Iglesias estuviera más protegido. ¿Que le tentó poner y no puso? «El humor... Muchas veces, en determinadas situaciones de crisis, hay bromas catárticas. Me hubiera gustado que hubiera más. Pero la película hay que componerla en su medida. En algún momento también he escuchado que quizá hay poca emoción. Y es posible que sea así. No es porque no lo hubiera, es que la película ha elegido contar las cosas de una manera determinada, recoger el análisis y el debate. Es verdad que está en las fisuras, en las ranuras de la película, pero no nos hemos centrado en ella».

Comentarios