ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Gran Canaria: más que un plató natural de cine... y que Brad Pitt

La isla ha duplicado sus rodajes de 2015 en solo seis meses, con la película de Robert Zemeckis, «Allied», a la cabeza

Día 18/06/2016 - 02.17h

La noticia en Gran Canaria hace unas semanas fue que Brad Pitt había salvado a una niña de ser aplastada por la multitud durante el rodaje de «Allied». La isla saltaba al primer plano de la actualidad por la producción de la última película de Robert Zemeckis, director también de «Regreso al futuro» y «Forrest Gump». La oportunidad de poder contemplar a estrellas como Marion Cotillard trabajando en la calles de Las Palmas fue todo un reclamo para los medios de comunicación, que se hacían eco de esta noticia, pero no de otra quizá más importante: Gran Canaria ha logrado duplicar, en los últimos seis meses, los rodajes de películas en su territorio.

«Estábamos albergando unos dos o tres al año de media como mucho, además de algunos programas de televisión, anuncios y producciones de empresas locales», recuerda a ABC el gerente de la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria, Cosme García Falcón. Cuando el nuevo equipo de Gobierno tomó posesión de la Gran Canaria Film Commission en noviembre -antes estaba integrada en el Patronato de Turismo- se puso dos objetivos: «Profesionalizar este organismo para atraer a más rodajes si es posible» y, más allá de promocionar a la isla como simple plató natural, «desarrollar toda una industria audiovisual alrededor».

En solo medio año, se han rodado en Gran Canaria el doble de filmes de los que se rodaron durante todo el año 2015. En enero llegó la directora danesa Barbara Rothenborg para producir en el municipio de Mogán «One-Two-Three-Go!», una adaptación de la novela homónima de JesperWung-Sung. En febrero, «El Titán», un thriller de ciencia ficción del director alemán Lennart Ruff, protagonizado por Sam Worthington, Tom Wilkinson y Taylor Schilling. Y, por último, en mayo acogió hasta cuatro proyectos nuevos: además de la película de Brad Pitt, llegó otra cinta ambientada en la Segunda Guerra Mundial, protagonizada por Marc Clotet y dirigida por Luis Oliveros, «El jugador de ajedrez»; también una gran producción histórica en la que participan actores como Luis Tosar, Eduard Fernández, Karra Elejalde, Javier Gutierrez o Carlos Hipólito, «1898. Los últimos de Filipinas», y un capítulo de la serie de televisión inglesa «Black Mirror».

Incentivos fiscales

La coordinadora de la Gran Canaria Film Commission, Nuria Guinnot, explica que «el pistoletazo de salida de ese cambio se produjo el 1 de enero del 2015, cuando se simplificó el incentivo fiscal para las producciones internacionales» en el artículo 36.2 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades. Una ventaja que, según el consejero de Desarrollo Económico, Energía e I+D+i del Cabildo, Raúl García Brink, les hace «más atractivos».

En concreto, y gracias al REF (Régimen Económico y Fiscal de Canarias), Gran Canaria tiene veinte puntos por encima del incentivo fiscal nacional, alcanzando hasta el 40% en producciones y coproducciones españolas, y el 35% para las extranjeras. Estas últimas pueden deducirse, según este porcentaje, hasta 4,5 millones de euros. «No se podían desaprovechar estos puntos fuertes», añade Brink.

Debido a este ahorro, desde enero de 2015 se han rodado en Gran Canaria otras películas importantes como «Cien Años de Perdón», «Cómo sobrevivir a una despedida» y «Palmeras en la Nieve». Esta última producción, protagoniza por Mario Casas, fue filmada casi en su totalidad en la localidad de Teror y obtuvo una de las recaudaciones más altas del año pasado en los cines españoles. Hace una semana, el Cabildo de Gran Canaria cifró en 11 millones de euros el negocio generado por el rodaje de algunas de las escenas de «Allied», además de un impacto promocional de este destino turístico valorado en 50 millones más.

Formación

Otro de los objetivos de la Film Commision es, con estos porcentajes y una simplificación de los tramites burocráticos a través de un futuro permiso único, atraer nuevos proyectos para que a otras producciones les salga rentable venir a la isla a rodar, incluso, película de interiores. «Queremos facilitar el trabajo de las productoras españoles y extranjeras, preguntándoles cuáles son las carencias que detectan cuando vienen a rodar aquí», añade García Falcón, que no se olvida de dos objetivos «importantes». Potenciar el «desarrollo de un programa de formación para aquellos que quieren iniciarse en el mundo del cine o reciclar sus conocimientos y la concesión de un servicio de asesoramiento para todo aquel que quiera poner en marcha una empresa audiovisual».

Comentarios