ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Once frases geniales de Billy Wilder, que hoy cumpliría 110 años

Once frases geniales de Billy Wilder, que hoy cumpliría 110 años

El mayor genio que ha dado el cine (o casi) tenía una lengua afilada y un cerebro rapidísimo

Día 23/06/2016 - 17.11h

El 22 de junio de 1906 nacía uno de los mayores genios que ha dado el cine, en Sacha, pequeña ciudad del Imperio Austrohúngaro que ahora pertenece a Polonia. Puede que no fuera tan versátil como Howard Hawks, tan preciso como Alfred Hitchcock ni tan profundo como John Ford, los clásicos que le pueden disputar el trono, pero su reino no era de este mundo. En España, una de sus anécdotas más conocidas es cuando llamó a Fernando Trueba por teléfono después de que Fernando predicara su agnosticismo en el discurso de agradecimiento del Oscar y dijera que él solo creía en Billy Wilder. «Hola, soy Dios», se presentó.

Es solo una muestra tardía de su ingenio, que regalaba a sus semejantes, es un decir, en la vida real y en sus películas. Como dijo otra vez, el que inventó los kleenex se hizo rico con un solo invento. Para hacer una buena comedia, explicaba, hacen falta decenas de ideas de ese nivel, y ni si quiera te garantizan un buen nivel de ingresos.

Estas son algunas de sus mejores frases, escogidas casi al azar:

1. Sobre Marilyn Monroe, a quien disfrutó y sufrió en «Con faldas y a lo loco»: «Sobre su impuntualidad, debo decir que tengo una vieja tía en Viena que estaría en el plató cada mañana a las seis y sería capaz de recitar los diálogos incluso al revés. Pero, ¿quién querría verla?... Además, mientras todo el equipo espera a Marilyn Monroe, no perdemos totalmente el tiempo... Yo, sin ir más lejos, tuve la oportunidad de leer "Guerra y Paz" y "Los Miserables"».

2. La televisión: «Es lo más maravilloso que podía habernos sucedido. Siempre hemos sido lo peor de lo peor, pero ahora han inventado algo que podemos mirar por encima del hombro».

3. Ferviente creyente en el entretenimiento y enemigo del cine ideológico, Wilder no era partidario de aburrir al público para colocarle sus tesis. «Cuando quiero enviar un mensaje, utilizo el servicio de correos.

4. Sobre el cine europeo, en la época del arte y ensayo, una vez le dijo jocoso a su operador de cámara: «No enfoques bien esta escena, que quiero ganar el Oscar a la mejor película extranjera».

5. Como tantos guionistas, Wilder empezó a dirigir para que no le estropearan sus textos. ¿Un buen director también debería saber escribir?, le preguntaron una vez. «No, me conformo con que sepa leer», respondió.

6. Sobre el arte de escribir guiones, condición imprescindible para que la película sea buena: «Lo más importante es tener un buen guión. Los cineastas no son alquimistas. No se puede convertir la mierda de gallina en chocolate». (Esta frase está tomada de una recopilación realizada por Europa Press).

7. Sobre «El apartamento», una de sus obra maestras. Una vez, en una presentación de la película en Berlín Este, fue vitoreado por los funcionarios soviéticos, que solo veían en la cinta una parte de lo que representaba, una crítica contra el capitalismo. Wilder les bajó los humos con su sarcasmo: «La película podría haber transcurrido en cualquier ciudad... salvo en Moscú», explicó. Después de la correspondiente salva de aplausos, ignorantes de lo que se avecinaba, el pequeño director prosiguió: «A Lemmon le habría resultado imposible alquilar allí su apartamento, ya que tendría que compartirlo con tres familias».

8. Los diez mandamientos de sus películas se resumían en pocas líneas. «Los primeros nueve son: no aburrirás. El décimo, tendrás derecho al montaje final».

9. Sobre los austriacos: «Son gente brillante. Hicieron creer al mundo que Adolf Hitler era alemán y que Beethoven era austriaco».

10. Sobre la verdady las comedias: «Si vas a decirle a la gente la verdad, más te vale ser divertido o querrán matarte».

11. Sobre el público: «La audiencia nunca se equivoca. Un espectador aislado puede ser un imbécil, pero miles de imbéciles juntos en la oscuridad son un crítico genial».

Comentarios