ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Los guantes de Daniel Craig que casi arruinan a James Bond
Daniel Craig, en una escena de «Skyfall»

Los guantes de Daniel Craig que casi arruinan a James Bond

Un capricho del protagonista le costó al director horas de postproducción y un aumento cosiderable del presupuesto

Día 06/07/2016 - 13.32h

A poco que uno navegue por internet, se encuentra hasta con guías de cómo vestir al estilo de James Bond, de cuya indumentaria se ha encargado en varias películas de la saga el diseñador Tom Ford. Que si el traje negro de tres piezas, el abrigo cruzado, el jersey de cuello alto, la chaqueta Biker... con lo que no contaba el director de «Spectre», Sam Mendes, era con los guantes que Daniel Craig trajo un día al rodaje.

Según cuenta el periodista Charlie Lyne vía «Slashfilm», el protagonista de la película número 23 de la saga de 007 era muy dado a salir de compras durante el rodaje. Al parecer es un gran aficionado a la ropa cara y elegante, de la misma forma que su personaje en la ficción. Un día apareció en el set con un par de guantes de cuero diciéndole a Mendes: «Estoy seguro de que a Bond le sentarían muy bien».

El realizador no pensó mucho en las consecuencias y aceptó que se los pusiera para algunas escenas. Quizá tampoco quería cabrear a su estrella, que recientemente ha rechazado nada menos que 88 millones de euros por protagonizar dos películas más del famoso espía. Según declaró el actor de 48 años al «Daily Mail», estaba «harto» de interpretar al agente, que «no es lo que quería» a pesar de la «gran cantidad de dinero» que le habían ofrecido.

La alarma

Tres meses después de finalizar el rodaje, cuando el director estaba metido de lleno en el montaje del filme, se dio cuenta de que Bond no podía haber usado su pistola Walther PPK con los famosos guantes. La alarma saltó al visionar la famosa escena de lucha en el casino de Macao, cuando uno de los secuaces de Javier Bardem, el villlano de la película, intenta usar el arma y no puede. La razón: el sistema de seguridad diseñado por Q (Ben Wishaw) que la bloquea si no detecta las huellas digitales de 007. ¿Cómo podía usarla entonces Bond con los guantes?

La sorpresa del director y de los productores fue enorme, pues la simple idea de tener que volver a rodar las escenas con Craig elevaba el precio a una suma prohibitiva. La solución menos cara, aunque apuntan que pudo ser igualmente millonaria, fue llamar a los especialistas de CGI para que reemplazasen las manos de Bond por otras sin guantes. Una medida que, además del aumento del presupuesto, supuso el retraso del estreno del filme por el tiempo perdido en la postproducción.

Comentarios