ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Coixet: «No veo diferencias entre Cataluña y el resto de España, nos une más de lo que nos separa»

Coixet: «No veo diferencias entre Cataluña y el resto de España, nos une más de lo que nos separa»

Hablamos con Isabel Coixet y con Alberto Iglesias sobre su último proyecto juntos: «Spain in a day»

Día 05/07/2016 - 16.35h

Isabel Coixet entra sin hacer ruido, risueña, medio escondida en su flequillo de siempre, que cae sobre su frente. Nos saluda, amable, y se acerca a los refrescos. Acaba de ver cómo es el resultado final, a falta de la corrección de color, de su última obra: «Spain in a day». Pero esta no es una película al uso, es un proyecto diferente en el que la cineasta reconstruye cómo es un día en España a través de grabaciones domésticas realizadas el 24 de octubre de 2015. Ha recibido más de 22.000 vídeos de gente de toda España lleva más de ocho meses con la postproducción.

- Bueno, empecemos por el principio. ¿Cómo os las habéis apañado para hacer una película con todo el material que teníais, tan extenso y diverso?

-Había de todo. Hicimos bloques. Familias, amor, vejez, soledad, trabajo, parejas. Fuimos escogiendo los vídeos, colocándolos en los bloques y haciendo cribas, cribas y más cribas. Y al final, en el montaje definitivo, hemos incluido 564 vídeos, más que en ningún otro de las otras películas que se han hecho (este proyecto, iniciado por Ridley Scott a escala mundial, también se ha hecho en otros países como Gran Bretaña, Japón o Italia). Yo he intentado que introducir en la obra el mayor número posible de fragmentos de la vida de la gente.

- ¿Te has sorprendido con el material que te has encontrado o, en cierto modo, te lo esperabas?

- Me han sorprendido muchas cosas. Me ha sorprendido la calidad de algunos vídeos. Hay cosas que están hechas con un teléfono y tienen una calidad extraordinaria, que están muy bien contadas, con una sencillez que asombra. Y luego hay otras que no. Pero además de la calidad, me han sorprendido las historias. Hay una chica que te enseña su habitación en la que hay un jarrón que le ha regalado una niña siria del instituto. Y a partir de ahí te cuenta cómo cada vez que lo ve recuerda todo lo que pasa.

- ¿Ha habido muchas reivindicaciones políticas en los vídeos que has recibido?

- Reivindicaciones como tal no ha habido muchas. Además no es algo que nos interesase. Hemos puesto vídeos en catalán, en gallego, en euskera. Nuestro planteamiento era otro. Los temas que nos interesaban eran otros. Por ejemplo: el 65% de los vídeos eran de mujeres, muchas de ellas hablaban del cáncer, otras hablaban de un familiar que estaba recibiendo un trasplante o que estaba en una operación.

- ¿Cuál ha sido el criterio principal a la hora de escoger los vídeos? Retratar la diversidad de España, aquello que nos une...

- Yo básicamente he escogido lo que a mí me ha gustado más. (ríe). Por ejemplo: a mí no me gustan los toros, pero unos chicos me han mandado unos planos estéticamente muy bonitos que me han parecido oportunos y los he puesto en el montaje. ¿El criterio? Pues el hilo conductor de la película es el día, el objetivo es contar 24 horas de la vida de un país. Y esto, inevitablemente, nos lleva a la cotidianidad. Hay una cosa que refleja la película, muy zen y muy japonesa, que es la trascendencia de lo cotidiano. Hay cosas que las vemos a diario y que puestas en la pantalla de una forma sincera emocionan al espectador. Como una niña que se despierta y va a la cama de sus padres para tocar la barriga de su madre, que está embarazada. Eso te pone la carne de gallina.

Estamos hablando y, de repente, Alberto Iglesias entra en la sala. Es el compositor de la banda sonora de la película, todo un maestro de su oficio. En su haber tiene diez Goyas y ha sido nominado tres veces al Oscar a Mejor Banda Sonora, pero nadie lo adivinaría por su gesto humilde.

- Alberto, esta es para ti. ¿Qué papel tiene la música en la película? ¿Qué has intentado transmitir con la banda sonora?

-La música siempre unifica, es un pegamento de planos. La música va a compás de la película, acompaña la secuencia, señala a algunos personajes, alimenta la historia. Yo creo que la película es una historia, a pesar de tanta multiplicidad. ¿«Spain in a day» es España? Bueno, es España el 24 de octubre. Yo me identifico con algo que transmite la película y es que los españoles vivimos mucho el momento.

- Al tratarse de una película sin guion y sin género, ¿ha cambiado tu sistema de trabajo?

- Sí, por supuesto. Isabel me dijo que tratase de no ser yo. Y eso yo creo que es una manera de decirme que fuera libre, que no me fijase ninguna barrera. Me ha favorecido que me dejase tanto sitio. Trabajar en esta película ha sido como dar una respuesta a una carta de Isabel.

- Coixet, ¿qué imagen de España transmite la película?

-Bueno, mucha gente dirá que esta es una versión muy blanca de España, pero esta es una película hecha por los más de 22.000 españoles que nos han mandado los vídeos. La verdad es que yo veo la película y creo que todo lo que está existe y que somos nosotros (los españoles). Algunos hablan catalán, otros castellano y otros euskera. Pero yo no veo tantas diferencias, veo que es más lo que nos une que lo que nos separa.

- En comparación con los proyectos que se han hecho en los otros países, ¿qué diferencia a «Spain in a day»?

- Creo que es la más humana, la que más se centra en las personas. «Life in a day», la que produjo Ridley Scott, tenía más de documental de naturaleza, utilizaba muchos paisajes. Aquí la prioridad son las personas, y en este sentido se acerca a lo que se ha hecho en Italia. Es una película muy honesta, muy íntima. Todo lo que hay es de verdad.

Comentarios