ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
El hermano de Pablo Escobar exigirá mil millones si no le dejan revisar «Narcos»
Roberto Escobar

El hermano de Pablo Escobar exigirá mil millones si no le dejan revisar «Narcos»

El superviviente de la familia escribe a Netflix una carta «amistosa» antes del estreno de la segunda temporada

D�a 12/07/2016 - 12.06h

Francis Ford Coppola soportó innumerables presiones antes y durante el rodaje de «El Padrino». Para sacar adelante su obra maestra, tuvo que reunirse con algunos capos y llegar a un compromiso insólito: en la cinta no se pronunciaría ni una sola vez la palabra mafia. El equipo no dejó de recibir llamadas amenazantes e incluso el reparto se vio condicionado, pero la película se estrenó y tuvo tal éxito que los propios mafiosos empezaron a adoptar los comportamientos y diálogos creados por Coppola y Mario Puzo, coguionista y autor de la novela. La realidad copió al arte, por una vez muy superior.

Roberto Escobar fue campeón panamericano de ciclismo antes de conseguir la fama por otros medios. De aquella época le viene el sobrenombre de «el osito», por una etapa en la que llegó a la meta rebozado en barro. Ahora, con 69 años, quien fuera mano derecha del mayor narcotraficante de la historia -muerto a manos de la policía colombiana en 1993- apenas tiene para vivir, medio ciego como está desde hace décadas por una carta bomba remitida por los enemigos del cártel de Medellín. Si sigue vivo es porque supo mantener la boca cerrada y logró firmar la paz con amigos (sobre todo) y enemigos.

El pasado 1 de julio, a través de su empresa, Escobar Inc., el hermanísimo envió una carta a los responsables de Netflix en los que les expresaba su «deseo de que no se estrene ?Narcos? ni cualquier otro programa en el que lo describan a él, a su familia o a su hermano Pablo», a menos que le den la oportunidad de revisar el material. Está previsto que la plataforma estrene la segunda temporada el próximo 2 de septiembre.

Trato frustrado con Stone

Hace años, Roberto Escobar ya mantuvo negociaciones con una productora de Hollywood y con Oliver Stone, pero la película basada en su libro «Mi hermano Pablo» no llegó a cuajar. Desde entonces, acuciado por la necesidad, llegó a cobrar por conceder entrevistas, convirtió su casa en un museo y ahora trata de obtener tajada de la serie más exitosa de Netflix en todo el mundo, aunque no la única dedicada a la figura de Pablo Escobar.

Según el Escobar superviviente, en la primera temporada, protagonizada por el actor Wagner Moura, «había errores, mentiras y discrepancias con la historia real». La serie, explica, «me describe a mí, mi vida, a mi familia y a mi hermano. Creo que nadie más en el mundo está vivo para determinar la validez de los materiales, excepto yo». Con esas credenciales, espera que no ocurra como con la primera temporada, cuando el director ejecutivo de Escobar Inc., Olof K. Gustafsson, se puso en contacto con el gigante americano de la televisión por internet, sin obtener respuesta.

Derechos registrados

En su misiva, Escobar añade que tiene registrados en California todos los derechos de Pablo Escobar y que espera que estos se respeten. De acuerdo a las leyes locales del Estado, confía asimismo en que nadie comercialice ningún tipo de material relacionado. «Podría estar equivocado, pero no creo que puedan ustedes aprovecharse de mi nombre, del de mi hermano y del de mi familia, a menos que paguen para conseguir nuestra aprobación», añade la carta.

«Esta es una petición amistosa de cooperación», decía sin embargo. «Todo lo que quiero es estar seguro de que las cosas se hacen de la forma correcta. «A mi hermano no le habría gustado la primera temporada. Puede que la segunda sí le guste si me responden y resolvemos estos asuntos», se despide. En mensajes enviados a la revista «Newsweek», asegura que si es necesario demandará a Netflix por mil millones de dólares, más o menos lo que solían ganar en una semana en los «buenos tiempos» del narcotráfico, allá por los años ochenta.

Comentarios