ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Entrenamiento y deshidratación controlada son la receta de Matt Damon para ser Bourne

Entrenamiento y deshidratación controlada son la receta de Matt Damon para ser Bourne

Al día, Damon ha hecho 100 abdominales, 300 flexiones, cuclillas (50), cuclillas en saltos (50), tirar con carga a la cintura, cuclillas a una sola pierna con peso en la mano y ejercicios de empuje y tracción

Día 20/07/2016 - 12.24h

Hoy una serie de papeles que exigen algo más que ser un buen actor. Hemos visto adelgazamientos brutales, engordamientos impresionantes, aprendizaje de determinadas disciplinas en tiempos inverosímiles y, muchas veces, musculación inmediata y a la carta para un papel concreto.

Es el caso de Matt Damon, que ya demostró en la primera entrega de la saga Bourne, que podía pasar de un actor prácticamente de comedia y drama a un buen actor de acción con un imponente físico acorde al papel.

Esta vez lo ha tenido más difícil todavía. Porque Damon tiene ya 45 años, y hace nueve que interpretó por última vez al musculado y prodigioso experimento de contraespionaje que este personaje es.

Así que para la vuelta de «Jason Bourne» (el prócximo 29 de julio), Damon ha tenido que hacer doble esfuerzo. El resultado se lo debe, según narra Bussiness Insider, a otro Jason, de apellido Walsh. Entrenador del actor, ya había preparado a Bourne para el cincelado personaje de «Elysium» en 2013.

El actor no solo ha tenido que muscularse sin mayor prevención, sino que ha dedicado buena parte de su entrenamiento a mejorar graves problemas en la espalda y el hombro. Comenzó su preparación con Walsh para «Marte», «La Gran Muralla», que se estrenará en 2017 y la vista puesta en «Jason Bourne». Era septiembre de 2014.

La máquina utilizada se llama VersaClimber, un equipo cardiovascular que trabaja todo el cuerpo como si se escalase una montaña.

Además, se sometió a un duro entremnamiento que inclñuía el siguiente menú diario: 100 abdominales, 300 flexiones, cuclillas (50 repeticiones), cuclillas en saltos (50 repeticiones), tirar con carga a la cintura, cuclillas a una sola pierna con peso en la mano y ejercicios de empuje y tracción.

Todo ello con una dieta de 2.000 calorías al día durante el rodaje, aderezada de una práctica bajo estricto control: el racionamiento de agua cercano a la deshidratación, que hace que se muestren los músculos con mayor nitidez. Esto, solo lo practicaba en días de rodaje y bajo la estricta supervisión.

Comentarios