ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Muere Marni Nixon, la voz oculta de las grandes estrellas de Hollywood
Imagen de Marni Nixon

Muere Marni Nixon, la voz oculta de las grandes estrellas de Hollywood

La soprano estadounidense cantó en la películas como si fuera Marilyn Monroe, Audrey Hepburn o Natalie Wood, bajo contratos abusivos en los que debía ocultar su participación

Día 26/07/2016 - 10.36h

En «My Fair Lady» (1964) no cantaba su protagonista, Audrey Hepburn, ni Deborah Kerr en «El rey y yo» (1956). Tampoco era Natalie Wood la voz en la mítica «West Side Story», ni Margaret O'Brien en «El jardín secreto» (1949). Todas esas voces eran de la soprano estadounidense Marni Nixon, que murió este domingo a los 86 años debido a un cáncer de pulmón, según informó «The New York Times».

Su cara casi nunca aparecía en todas esas películas, algunas habituales en los ránking de lo mejor de la historia del cine, razón por la cual muchos críticos la conocían como «la voz fantasma de Hollywood», poniendo sus portentosas cuerdas vocales no solo al servicio de las estrellas, también de todas aquellas escenas que requerían de una voz clara y portentoda, como la de los ángeles que escucha Ingrid Bergman en «Juana de Arco», aquel filme dirigido por Victor Fleming en 1948 y ganador de dos Oscar.

Nixon empezó muy joven cantando en coros. A los 14 años entró a formar parte del nuevo coro Los Angeles Concert Youth Chorus, donde formaría equipo con famosas mezzosopranos como Marilyn Horne. Más tarde comenzó a estudiar canto y ópera con grandes maestros de la época, formándose como soprano. A los 17 años debutó con la Filarmónica de Los Ángeles bajo la dirección de Leopold Stokowskihasta, hasta que fue fichada por los estudios MGM para que prestara su voz a actrices poco dotadas para la canción.

Su primera «aparición» en la pantalla fue poniendo voz a la actriz infantil Margaret O?Brien en una canción de cuna en el drama «El jardín secreto», de Fred M. Wilcox. A partir de ahí se embarcó entonces en una carrera que incluyó largometrajes, comedias musicales, óperas, conciertos, apariciones en televisión y doblaje de actrices famosas en películas, como las que las canciones que interpretó en «La carrera del siglo» (1965), la cinta protagonizada por Rita Moreno.

«My Fair Lady»

Nixon no ganó fama hasta su participación en «My Fair Lady», después de haber prestado su voz a más de una decena de filmes de éxito de la década de los 50 y 60. Esa notoriedad llegó cuando los periodistas desvelaron el secreto de su doblaje en la película dirigida por George Cukor, que también incluia a Rex Harrison entre sus protagonistas. Algunos rumores de la industria cinematográfica aseguraron en 1964 que esta fue la causa del fracaso de Audrey Hepburn para ser nominada a los Oscar.

Sin embargo, a excepción de «Dementia» (1955), en la que sí en los títulos de crédito como «Featured Voice», jamás su participación en los doblajes fue inlcuida. Era como un secreto que Hollywood ocultaba para no dañar la imagen de sus estrellas como si se tratara de un tabú. En «El rey y yo», Deborah Kerr fue nominada por la Academia por su interpretación en la película y la banda sonora vendía miles de copias con la voz «oculta» de Marni Nixon, mientras la actriz británica y Yul Brynner ocupaban la portada del álbum. Tampoco interpretó ningún papel en pantalla hasta que finalmente apareció cantando en la piel de la hermana Sofía en «Sonrisas y lágrimas», protagonizada por Julie Andrews.

Al parecer, la soprano estadounidense firmaba unos contratos abusivos que la obligaban a mantener su participación en el más absoluto de los secretos, bajo amenazas de no volver a trabajar en la industria del cine. En alguna ocasión, Nixon se refirió a este hecho con frustración.

Nixon nació el 22 de febrero de 1930 en Altadena, California y no fue hasta 2006 cuando publicó sus memorias con el título «I Could Have Sung All Night» (podría haber cantado todas las noches».

Comentarios