ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Amnesia anterógrada: la historia del británico que sufre la enfermedad de Dory
Cartel promocional de «Buscando a Dory»

Amnesia anterógrada: la historia del británico que sufre la enfermedad de Dory

Adrian Ellis tiene esa rara afección desde 2007, cuando sufrió un grave accidente laboral

Día 02/08/2016 - 16.49h

Dory se ha convertido en uno de los personajes más carismáticos que ha dado el cine de animación reciente. Tal fue su éxito como secundario en «Buscando a Nemo», que Pixar decidió dedicarle una secuela «Buscando a Dory». El olvidadizo pez guarda su encanto en su debilidad: tiene amnesia anterógrada, una enfermedad que impide que sus recuerdos a corto plazo se «almacenen» en su memoria a largo plazo. Por esta razón, Dory siempre está inquieta, feliz, viviendo cada momento como el primero porque, para ella, todo es nuevo.

La enfermedad del personaje animado parece ficción, pero lamentablemente es real. En un reportaje del «Telegraph», el periodista Rupert Hawkley entrevistó a Adrian Ellis, un hombre que sufre esta enfermedad desde 2004, año en el que sufrió un grave accidente laboral. «No puedo realizar tareas domésticas», cuenta Ellis. «Me preparo una taza de café, la dejo en la mesa, respondo al timbre y cuando vuelvo a la cocina me hago otro café», describe. También tiene problemas con el deporte: hay veces que sale a correr, se ducha, se viste, y vuelve a salir porque no recuerda haberlo hecho.

Olvido desde el accidente

Al contrario que la amnesia retrógrada, que «borra» todos los recuerdos previos al accidente, la anterógrada permite recordar todo lo ocurrido antes del trauma. Ellis cree el Primer Ministro británico todavía es Gordon Brown (ocupó el cargo entre 2007 y 2010) porque su memoria se ha estancado en el día de su accidente.

Sin embargo, la realidad no es tan divertida como la ficción. Películas como «Buscando a Dory» o «50 primeras citas» solo muestran el lado amable de la enfermedad, pero no los traumas psicológicos que conlleva. Los pacientes de este tipo de amnesia se suelen sentir frustrados por su discapacidad y algunos se vuelven agresivos por sentir que siempre les están tomando el pelo.

Aunque todavía no existe una cura para la enfermedad, sí que existen métodos para mejorar el día a día de los que la sufren. Al igual que se muestra en la cinta de Pixar, cuando Dory colocaba piedras para recordar el camino, los pacientes tienen sus propios trucos. Por ejemplo, Adrian Ellis se hace un nudo en la camiseta para saber que ya ha salido a hacer deporte.

Comentarios