ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Russel Crowe cuenta cómo fue el «tonto» rodaje de «Gladiator» que le llevó al Oscar
Russel Crowe en una escena de la mítica película

Russel Crowe cuenta cómo fue el «tonto» rodaje de «Gladiator» que le llevó al Oscar

«Teníamos 21 páginas de guión cuando empezamos a filmar. Normalmente son 110», reveló el famoso actor

Día 10/08/2016 - 18.54h

«Fue la forma más tonta posible hacer una película». Con esta contundente frase resume Russell Crowe el rodaje de «Gladiator», el gran éxito que en 2000 dirigió Ridley Scott. Una cinta que, contra todo pronóstico, no solo consiguieron terminar sino que además ganó cinco Oscar, entre ellos el de mejor película.

«Teníamos 21 páginas de guión cuando empezamos a rodar. Normalmente son 110», reveló Crowe durante una entrevista realizada hace unas semanas a la BBC con motivo del estreno de «Dos buenos tipos». En ella que reconoció que él, Scott y los guionistas David Franzoni, William Nicholson y John Logan improvisaron en guión a medida que iban rodando.

«Es la forma más tonta de hacer una película. De vez en cuando nos reunimos, tomamos una copa y nos reímos: 'Vaya bala esquivamos'. No sólo la hicimos... ¡Ganó el Oscar a la mejor película!», dice entre risas el actor que también recuerda cómo en mitad de la filmación «hubo un momento en el que Ridley tuvo que dar un día libre al equipo porque, sencillamente, no sabíamos que íbamos a rodar al día siguiente».

«Viajamos hasta a Marruecos y se eligieron las localizaciones, se montaron los sets, estaba todo listo. Pero nos quedamos sin páginas. Habíamos gastado las 21. Así que tuvimos que escribir a toda prisa ese fin de semana», revela Crowe que confiesa que fuera del rodaje estaban dos de los guionistas, William Nicholson y John Logan, al tanto de todo y mandándoles sus versiones de «lo que podía pasar» con la historia de Máximo.

Era entonces cuando junto con Scott y el otro guionista Franzoni, Crowe elegía fragmentos de aquí y de allá para armar la historia «Oh, me gusta ese línea, el resto es mierda. Esto es bueno. Esto debería decirlo este personaje, no el otro. Nos pusimos a encajarlo todo», recuerda.

Las revelaciones de Crowe sobre el accidentado rodaje de la cinta de Ridley Scott, al que en todo caso exculpa de todo el caos y reconoce el mérito de no disparar los costes de producción en estas circunstancias tan adversas, hacen de «Gladiator» uno de esos titulos cuya producción fue un desastre, pero que luego contaron con el favor de la crítica y el público.

La cinta de Scott, con la que Crowe ganó el Oscar a mejor actor, consiguió además otras cuatro estatuillas, entre ellas la de mejor película. También fue un éxito en taquilla con una recaudación que superó los 457 millones de dólares.

Comentarios