ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
España ha perdido 112 salas de cine en el último año... pero sube en espectadores
Entrada a un cine de Madrid

España ha perdido 112 salas de cine en el último año... pero sube en espectadores

En 2015 el público aumentó en un 9% y la recaudación en un 11%

Día 25/08/2016 - 19.10h

La afluencia al cine en España confirmó el año pasado su tendencia a la recuperación, con un aumento de espectadores del 9 % y un 11 % más de recaudación, a pesar de que cerraron 112 salas de exhibición, según datos oficiales del Anuario de Cine 2015 del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA).

El goteo del cierre de salas es incesante desde 2005, cuando había 4.401 con actividad, frente a las 3.588 actuales, es decir que en la última década han cerrado 813, un 22 %.

En cuanto a la recaudación global (estrenos españoles y extranjeros), que sumó más de 575 millones de euros en 2015, se trata del segundo año consecutivo al alza, aunque la cifra aún está lejos del máximo de la década, alcanzado en 2009 (671,04 millones).

El anuario que el ICAA acaba de publicar en su portal de internet ofrece una radiografía completa del sector. En el ámbito de la producción se contabilizan un total de 255 títulos producidos (57 de ellos en coproducción) y 177 estrenos, todo un récord en la última década.

La cuota de mercado del cine español, tal y como anunciaron hace meses los productores, fue del 19,4 % (111,73 millones de euros), algo inferior a la de 2014 (25,5 %), aunque la tendencia se mantiene al alza y este año va camino de marcar un nuevo techo.

Pese a ello, el dominio estadounidense sigue siendo abrumador, con el 61,5 % del mercado, mientras que un 35,4 % correspondió al resto de la Unión Europea.

Asignaturas pendientes

Según el análisis que hace el ICAA, los productores tienen además otras asignaturas pendientes, como la debilidad del tejido empresarial y la escasa inversión en promoción de las películas. «La tendencia que viene observándose año tras año es la de una producción discontinua y poco diversificada, lo que dificulta la realización de economías de escala para optimizar recursos y resultados», indica el informe.

«El sector de producción en general necesita seguir fortaleciendo su estructura empresarial para que pueda acreditarse no sólo su capacidad productiva, sino también su solvencia financiera», añade.

De hecho, de las 343 empresas productoras activas, sólo cinco participaron en cinco o más películas, 40 participaron en entre dos y cuatro, y 298 en un solo largometraje.

El ICAA considera que el coste medio por película, de 2,83 millones de euros, es «competitivo» siempre y cuando se invierta suficiente en promoción, pero esto no suele suceder, lo que provoca «que las películas españolas salgan al mercado en unas condiciones de inferioridad evidentes».

En cuanto a la distribución, el informe señala las dificultades de las empresas locales para incorporarse a un mercado dominado por las «majors» de Hollywood. Su situación es «frágil» y «dificultosa» y la dependencia de las televisiones a la hora de vender sus películas es «clave».

Por otro lado destaca la consolidación de una tendencia al aumento del número de copias en un menor tiempo de explotación.

Según el ICAA, la distribución cinematográfica se encuentra «a las puertas de una necesaria renovación» dada la incorporación de nuevos soportes al mercado audiovisual, por lo que sugiere la «posible integración o interrelación de la producción y la distribución», para favorecer a ambos sectores.

El anuario incluye la lista actualizada de películas más taquilleras, que sólo tiene una nueva incorporación, la de «8 apellidos catalanes», que con 31,4 millones de euros se sitúa en el sexto puesto global.

El récord en recaudación en España lo tiene «Avatar» (74,5 millones de euros), seguida de «8 apellidos vascos» (55,3 millones), «Lo imposible» (42,4 millones), «Titanic» (41,6 millones), y «El señor de los Anillos: El retorno del Rey» (32,9 millones).

Comentarios