ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Lluvia de estrellas en La Mostra de Venecia, que empieza hoy
Emma Stone en una de sus películas

Lluvia de estrellas en La Mostra de Venecia, que empieza hoy

El festival se abre con la película «La la land» y la presencia de la actriz Emma Stone

Día 31/08/2016 - 10.30h

Se levanta hoy el telón de la 73ª edición del Festival de Cine de Venecia. En la carrera por el León de Oro concurrirán, hasta el próximo 10 de septiembre, veinte películas definidas por los grandes sabios del sector como «muy interesantes». Se ha anulado la cena de gala -a la que tenía previsto asistir el presidente de la República, Sergio Mattarela-, en señal de luto por la tragedia causada la semana pasada por el terremoto en el centro de Italia.

La Mostra será inaugurada por «La la land», escrita y dirigida por el joven realizador estadounidense Damien Chazelle, aclamado tras presentar «Whiplash» en 2014. La película es un homenaje a la edad de oro del musical, desde «Un americano en París», de Minnelli, a «New York, New York», de Scorsese. Sus protagonistas son Emma Stone y Ryan Gosling, a los que Chazelle convierte en experimentados bailarines. Emma Stone, que vuelve a Venecia después de los aplausos de hace un par de años con «Birdman», es la primera en una larga lista de divos de Hollywood que, para alegría de los reporteros gráficos, han elegido la alfombra roja del Lido como trampolín para los Globos de Oro y los Oscar, al contrario que otros años, en que se olvidaban de Venecia. En total, habrá siete películas estadounidenses en las diferentes secciones.

También entrarán en competición Michael Fassbender y Alicia Vikander, dirigidos por el estadounidense Derek Cianfrance en «The Light between Oceans» («La luz entre los océanos»). Se trata de la película en la que se enamoraron hace dos años, y está basada en la aclamada primera novela homónima de la autora australiana M. L. Stedman. Igualmente, participa en la sección oficial Ana Lily Amirpour, productora y realizadora estadounidense de origen iraní, con «The Bad Batch», que cuenta una historia de amor caníbal ambientada en un páramo de Texas, con la interpretación de Suki Waterhouse, Keanu Reeves y Jim Carrey.

Entre las aspirantes al León de Oro hay tres películas italianas -que, como es tradicional, son ya discutidas- y cuatro iberoamericanas, que firman los argentinos Mariano Cohn y Gastín Duprat, los chilenos Pablo Larraín y Christopher Murray, y el mejicano Amat Escalante. Otros reconocidos directores en concurso son Emir Kusturica, Terrence Malick, Wim Wenders y Francois Ozon.

Fuera de la sección oficial, en el más relajante escaparate de «Horizontes», donde se proyectan las nuevas corrientes estéticas del cine, participa el actor español Raúl Arévalo, con su ópera prima como director, «Tarde para la ira».

Entre los acontecimientos que más expectación han creado en esta edición del Festival de Venecia se encuentra el estreno mundial de los dos primeros capítulos de la serie de televisión «The Young Pope», («El joven Papa»), escrita y dirigida por el cineasta Paolo Sorrentino, ganador de un óscar con «La gran belleza». Jude Law interpreta a un joven y ficticio pontífice Pío XIII, el primer papa ítalo-americano de la historia. Javier Cámara encarna al cardenal Gutiérrez, maestro de ceremonias del Vaticano, y Diane Keaton es sor María, una monja estadounidense en el Vaticano. «El joven Papa» es un gran desafío para Sorrentino, porque el Pontífice desde hace tiempo es superstar en el cine; es decir, una figura carismática con la que directores de diversas tendencias y nacionalidades han tenido la necesidad de confrontarse llevándolo a la pantalla.

El jurado del Festival está presidido por Sam Mendes y compuesto, entre otros, por Chiara Mastroianni, la cantante y artista Laurie Anderson, el realizador estadounidense Joshua Oppenheimer y el venezolano Lorenzo Vigas. El director de la Mostra, Alberto Barbera, afirma que éste será un festival poco clásico, para conquistar un nuevo público «mediante la experimentación con la web», al tiempo que reflexiona sobre un fenómeno cambiante: el glamour: «Antes, los divos venían a Venecia y estaban una semana, se paseaban en una ciudad no invadidas por multitudes y smartphones. Cualquiera podía encontrarlos. Hoy es imposible: están 48 ó 72 horas y rodeados de guardaespaldas. Aquella relación entre divo y la gente es irrepetible. Así que yo me pregunto: ¿Qué es hoy el glamour?»

Comentarios