ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Amirpour decepciona en Venecia, con una historia de canibalismo
Ana Lily Amirpour, durante la presentación de su película «The bad Batch»

Amirpour decepciona en Venecia, con una historia de canibalismo

Muy pobre resultado para un proyecto de 8 millones de dólares y con un reparto de primer orden

Día 12/09/2016 - 15.58h

Quien vio su primera película, «Una chica vuelve a casa sola de noche» (2014), difícilmente podía quedarse indiferente al talento de Ana Lily Amirpour (36 años), directora norteamericana de origen iraní. Por eso había suscitado gran interés la película que trajo a la Mostra para competir por el León de Oro: «The bad Batch», una historia de amor ambientada en una sociedad distópica marcada por el canibalismo, en una desolada región del desierto de Tejas. Pero Amirpour decepcionó, a pesar de contar con actores conocidos ?Jason Momoa, Suki Waterhouse, Keanu Reeves y Jim Carrey- , y su película pasó entre la indiferencia, algún tímido aplauso e incluso cierto rechazo por su cruda violencia.

La visionaria realizadora muestra una comunidad, llamada Comfort, en la que vive los parias de la sociedad, y cerca de ellos otra comunidad de caníbales. La joven y bella Arlen (Waterhouse) es capturada por los caníbales y le cortan un brazo y una pierna para comérselos a la brasa. Logró huir y llegar a Comfort. Amirpour intentó justificar la violencia de la película y la definió como un «cuento-aventura en el desierto que explora la vida de las personas que viven al margen de la sociedad y al límite de la supervivencia». Muy pobre resultado para un proyecto de 8 millones de dólares y con un reparto de primer orden.

Brizé adapta a Maupassant

También se presentó como aspirante al León de Oro «Une vie», del director francés Stéphane Brizé, muy bien ambientada en la Normandía de comienzos del siglo XIX. Es un drama sobre la desilusión, adaptando un texto de Guy de Maupassant. Jeanne (Judith Chemla), joven inocente con sueños infantiles, es hija de un rico terrateniente. Se casa con un vizconde que pronto se muestra como un personaje intolerante e infiel. Jeanne termina por perder sus ilusiones. «Une vie» es una película imperfecta y sin ritmo, pero con algunas características que la hacen próxima a nuestra época.

Comentarios