ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«Jackie», un filme de León de Oro
Natalie Portman en «Jackie»

«Jackie», un filme de León de Oro

Muchos aplausos para el chileno Pablo Larraín, con una espléndida Natalie Portman, aspirante a su segundo Oscar

Día 09/09/2016 - 09.43h

Era la película más esperada del Festival y no ha decepcionado: «Jackie», del chileno Pablo Larraín, con una excelente interpretación de Natalie Portman, recibió muchos aplausos se ha convertido en una de las favoritas para ganar el León de Oro de la Mostra, un premio al que el realizador ya optó en el 2010 con «Post mortem». Se trata de un anticonvencional biopic sobre Jackie Kennedy, concentrándose en los tres días que sucedieron a la muerte del marido John Fitzgerald Kennedy hasta su funeral.

En el mismo año en que Larraín ha presentado otro magnífico biopic sobre Neruda al Festival de Cannes, el realizador chileno cuenta con un estilo inconfundible, huyendo de la retórica, otro icono del siglo XX: Jacqueline Kennedy, elegante, atractiva, sofisticada, ha sido una de las mujeres más fotografiadas del pasado siglo, sobre la que se han escrito cientos de libros, innumerables películas y series de televisión. Todo el mundo conoce la historia del asesino de JFK, pero Pablo Larraín se ha concentrado sobre Jackie, en su dolor, con todos los ojos del mundo sobre ella. De esos momentos, de esos tres días, se sabe poco, porque Jackie ha sido también una mujer reservada, impenetrable y, según el cineasta, «quizás la más desconocida mujer famosa de la era moderna».

No era fácil adentrarse en esta historia, pero Pablo Larraín ha logrado contar un personaje al que da alma. Las imágenes se unen magníficamente a las músicas, los diálogos están muy cuidados y la narración es original. Mediante «flashbacks», en blanco y negro para simular una entrevista en televisión, con Jackie describiendo el marido e imágenes reales de los funerales de JFK, Larraín logra emocionar y sorprender con una gran maestría técnica. «Hay toneladas de cosas que pasan detrás de las puertas», explica el realizador, subrayando que lo importante era «colar una cámara en ese lugar y crear una ficción de cómo era». La Jackie de la Portman no se limita en la película a un desfile de tailleur, lucidos espléndidamente, sino que mezcla inteligencia y vanidad, y pone en escena también el funeral estrepitoso de JFK que obligará incluso a De Gaulle a seguir el féretro a pie. «Es seguramente el personaje más difícil que he interpretado, porque todo el mundo sabía cómo hablaba, cómo se movía. Era una mujer joven, símbolo para mucha gente, una madre, una esposa traicionada? había mucho aspectos de ella con los que tuve que trabajar», manifestó Natalie Portman.

En definitiva, la película ofrece un retrato bastante preciso de Jackie y de su idea de querer dejar una marca en la historia americana. No es en absoluto un filme banal y su protagonista podría recibir algún premio en Venecia. Desde luego, se sitúa ya en todas las quinielas como gran aspirante para lograr su segundo Óscar tras el de «Cisne negro».

Reina en Venecia

La reina de Camelot tendrá el público garantizado. Natalie Portman (37 años), nacida en Israel y nacionalizada estadounidense -ahora vive en parís con el marido Benjamin Millepied del que ha tenido un hijo- ha sido tratada también como una reina en Venecia.

Ha tenido a su disposición en el Excelsior tres habitaciones, una de ellas una suite, y los cocineros fueron advertidos de que la Portman es más vegana que vegetariana.

Comentarios