ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Disney recupera su condición de gran imperio del cine y rechaza capital chino
Ilustración realizada por Fabrizio Petrossi, animador Disney y uno de los pocos artistas autorizados para dibujar a Mickey para ABC

Disney recupera su condición de gran imperio del cine y rechaza capital chino

Aseguran que no hacen las películas por el dinero ni por la inversión, sino que están en el negocio «corriendo grandes riesgos», algunos transformados en fracaso

Día 26/09/2016 - 10.24h

«El viaje de Arlo», «Star Wars: El despertar de la fuerza», «La Cenicienta», «Inside Out», «McFarland, USA», «Tomorrowland». «The Finest Hours», «Zootopia», «El libro de la selva», «Alicia a través del espejo», «Buscando a Dory», «Mi amigo el gigante», «Pete?s Dragon», «The Queen of Katwe», «Moana», «Rogue One: A Star Wars Story»... Son los títulos en los que Disney ha participado en 2015 y 2016.

Con el presupuesto de cualquiera de ellas (no digamos con la recaudación) se podría financiar todo el cine español del próximo lustro, y hasta de la próxima década si no hay un «Palmeras en la nieve» que destroce la media.

La inversión de la compañía en grandes producciones ha sido importante, y según el CEO de Disney, Bob Iger, «se ha gastado mucho dinero en lo que pensábamos que era un negocio que no se estaba expandiendo». Pero no hacen las películas por el dinero ni por la inversión, sino que están en el negocio «corriendo grandes riesgos. El dinero exterior no es de interés para nosotros», ha dicho en clara referencia a la creciente llegada de capital chino a otras grandes productoras.

Disney, que se deshizo de Miramax y Touchstone para atraer a más audiencia, absorbió a compañías como Pixar, Marvel y Lucasfilm, creando películas que gustan al público de todo el mundo. Una estrategia, dice Iger, que les ha dado unos resultados «fenomenales». «Nos dimos cuenta de que no era una ciencia perfecta, cometimos algunos errores, pero consideramos las posibilidades de hacer buenas películas», explica. «Tenemos un gran sistema a punto», asegura Iger.

Así las cosas, Disney ha recuperado el trono como gran estudio americano de cine y amenaza, pese a tropiezos como «Mi amigo el gigante», con transformarse en el gran motor de la potente industria americana en solitario.

Comentarios