ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Cómo sobrevivir al corredor de la muerte

Cómo sobrevivir al corredor de la muerte

«The Resurrection Club» cuenta cómo cuatro hombres que, condenados a muerte por crímenes que no habían cometido, recobraron la libertad

Día 10/10/2016 - 16.23h

«Señor Wilhoit, ha sido declarado culpable por el jurado. Será ejecutado con una inyección letal», con esas palabras recibió Greg Wilhoit el veredicto que ponía fecha y hora a su muerte por un delito que no había cometido. En el tiempo que pasó en el corredor de la muerte conoció a Ron, Shujaa y Albert: tres amigos que le acompañaron en su lucha individual y colectiva.

Ahora, son los cuatro protagonistas de «The Resurrection Club»: un cortometraje dirigido por Álvaro Corcuera y Guillermo Abril, con el apoyo de Amnistía Internacional, que muestra una de las más crueles realidades de la pena capital: la condena de personas inocentes a través de un viaje de casi siete años por Estados Unidos. «Somos supervivientes, no víctimas. No queremos venganza, queremos justicia», dice Shujaa Graham.

El corto recoge no solo los testimonios de estos supervivientes, sino también la historia de sus esposas, sus hermanas, sus hijas? De las mujeres que se mantuvieron a su lado. «Este cortometraje es una fábula de amistad y de amor. Un viaje a través de Estados Unidos, de Texas a Washington, para acabar con un sistema inhumano e injusto», explica Olmo Figueredo, productor del cortometraje.

La fecha elegida para proyectar por primera vez «The Resurrection Club» es un día clave: 10 de octubre, Día Internacional contra la Pena de Muerte. Amnistía Internacional y los productores se unen para denunciar una práctica cruel, inhumana y degradante y contribuir, a través del lenguaje del cine, a poner fin a las miles de ejecuciones que cada año se producen en el mundo.

Según datos de AI, al menos 1.634 personas fueron ejecutadas en 2015, un aumento de más del 50% con respecto al año anterior y cifra más alta registrada desde hace 25 años. Solo en Estados Unidos, cerca de 8.500 personas han sido condenadas a muerte en los últimos 40 años. Y solo más de 150 de ellas han sido absueltas de los crímenes por los que habían sido condenadas.

2

Comentarios