ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Cuatro borracheras de cine tan reales como aparentaban
Escena de «Cisne Negro» que Natalie Portman y Mila Kunis afrontaron, aparentemente, tras una botella de tequila

Cuatro borracheras de cine tan reales como aparentaban

Ya fuese porque habían bebido y el director o ellos mismos decidieron aprovechar la circunstancia o por que prefirieron tomar algo de alcohol para hacer determinado papel, lo cierto, es que no actuaban

Día 11/10/2016 - 01.45h

La capacidad de actuación de algunos de los mejores actores del planeta tiene algunos límites, y si no los tiene, se pueden forzar.

Así ha ocurrido en famosísimas escenas donde los actores estaban efectivamente furiosos, verdaderamente lesionados, absolutamente tristes o, como en el caso que nos ocupa, borrachos de verdad como una auténtica cuba.

Uno de los casos menos conocidos es el de Margot Robbie en «El lobo de Wall Street». Entonces, en 2013, era una actriz absolutamente desconocida, e iba a dar sus primeros pasos frente a las cámaras con dos de los más consagrados monstruos del cine: Leonardo DiCaprio y Martin Scorsese.

Fue el primero con quien tenía que compartir una escena un poco subida de tono, y el segundo quien aceptó su atrevida sugerencia: Aunque el director quería que la protagonizase embutida en un sugerente batín, ella decidió que haría la escena desnuda. Así fue. Pero antes de hacerse cargo de su atrevimiento Margot se bebió de golpe tres chupitos de tequila. Desinhibida y borracha, abordó su papel.

Ya que han bebido...

En «El club de la lucha» la borrachera fue casi colectiva. La escena mostraba a dos de los personajes dando unos cuantos golpes con palos de golf con nocturnidad y perfectamente ebrios. Y eso hicieron Brad Pitt y Edward Norton, golpear bolas de golf completamente borrachos, mientras mantenían una conversación más o menos similar a lo que el guión marcaba. La verdad sobre la escena es, precisamente,. que el diálogo estaba en ese guión, pero no la actitud. David Fincher vio como los actores se entretenían bebiendo y golpeando bolas y decidió sobre la marcha que eso sería lo que harían.

En la oscurísima «Cisne Negro» hay una escena de sexo lésbico entre Natalie Portman y Mila Kunis. Al parecer, según varios miembros del rodaje y el propio director, para afrontarla decidieron ambas actrices compartir antes una botella de tequila. Es cierto que Kunis ha negado que eso ocurriese, presumiendo de que su condición de actriz no hacía necesario tal brebaje para poder afrontar lo que el guión exigía.

Donde no hay desmentido alguno, sino todo lo contrario es acerca de una de las más célebres y celebradas escenas de las borracheras cinematográficas, la de Martin Sheen en «Apocalypse Now». Forma parte de las muchísimas anécdotas de un rodaje que acabó pareciéndose a una verdadera apocalipsis entre sucesos y actores complicados. Sheen, que sufrió un ataque cardíaco durante el rodaje, estaba absolutamente borracho en la habitación de su hotel y pidió al equipo de rodaje que dejasen las cámaras encendidas y les dejase solo. Una escena que terminó con el actor sangrando de verdad tras haber golpeado y roto el espejo y, ya fuera de cámara, con una enconada agresión a Francis Ford Coppola.

Comentarios