ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Charles Bronson

Biografía

Charles Bronson

Fue un actor estadounidense de origen lituano que interpretaba papeles de "hombre rudo". En la mayoría de sus actuaciones interpretaba a brutales detectives policíacos, justicieros, pistoleros, vigilantes, boxeadores y "matones" de la mafia.

Comenzó su carrera de actor a principios de los años 1950 en pequeños papeles sin acreditar. En esta etapa llevaba el nombre de Charles Buchinski, y uno de los primeros papeles en que se le vio fue en la legendaria película de terror Los crímenes del museo de cera (1953), de Andre De Toth, en la que curiosamente hacía de mudo. Continúa haciendo papeles secundarios y apariciones en series de televisión para curtirse e ir consiguiendo mayor relevancia a nivel profesional.
Destacan sus trabajos como secundario en westerns como Veracruz (1954), de Robert Aldrich, Jubal (1955), de Delmer Daves, o Yuma (1957), de Samuel Fuller. En esta última haría el rol de indio, papel que su peculiar rostro y su físico musculado le permitirían interpretar en otras ocasiones.

A finales de los años 1950 trabaja con Roger Corman, el llamado rey de la serie B, en Machine Gun Kelly, película de gángsters en la que interpreta su primer papel protagonista en la gran pantalla. Además participa en capítulos de importantes series de televisión, como The Twilight Zone y Alfred Hitchcock Presents, hasta que en 1960 es elegido para ser uno de Los siete magníficos, de John Sturges, junto a Steve McQueen, James Coburn o Eli Wallach, lo que inició su popularidad.

En 1961 volvería a trabajar con Corman para una floja adaptación de Julio Verne, El amo del mundo, de William Witney, y aparecerá en la película Piso de lona (1962, Phil Karlson), realizada para la mayor gloria de Elvis Presley, pero volverá a ser John Sturges quien le consolidará como un héroe de acción cuando le llama para ser uno de los protagonistas de la fuga de La gran evasión, junto a Steve McQueen y James Coburn otra vez. Luego trabaja con Robert Aldrich en la disparatada comedia del oeste Cuatro tíos de Texas, donde es el villano que no deja de acosar a Frank Sinatra y Dean Martin.

Aunque trabaja con directores importantes como Vincente Minnelli o Sydney Pollack, sus papeles en estas producciones siempre son de secundario, siendo las películas que protagoniza siempre de artesanos menores. Continúa apareciendo en series importantes como El fugitivo o El virginiano, y en 1967 volvería a destacar en una película coral y polémica por ser considerada como una apología de la violencia: Doce del patíbulo, de Robert Aldrich.

En 1968 sigue los pasos de Clint Eastwood y emigra a Europa para protagonizar un nuevo western de Sergio Leone, Hasta que llegó su hora, al lado de Henry Fonda y Claudia Cardinale. También en Europa volvería a trabajar con John Sturges en la película Caballos salvajes. Pero el western que más marcaría su carrera en estos momentos sería Chato el apache (1971), no tanto por la película en sí sino porque comienza su colaboración con el director Michael Winner, que será fructífera en los siguientes años. En el mismo año 1972 rodará un exitoso thriller: Fríamente, sin motivos personales, también con Michael Winner, la que sería una de sus películas más recordadas.

Pero las películas que más fama iban a dar al tándem Winner-Bronson serían las del Vengador Anónimo, saga de películas en que Bronson interpretaría a Paul Kersey, y que comenzarían en 1974 con el Justiciero de la ciudad, continuaría en Yo soy la Justicia, de 1982, y El Justiciero de la noche, de 1984. Charles Bronson volvería a retomar el papel de Kersey en otras dos películas: Yo soy la justicia II y El Rostro de la muerte, la primera dirigida por el veterano Jack Lee Thompson y la otra por Allan A. Goldsmith.

Pese a su éxito, estas cintas no añadían nada a la filmografía del actor, que hizo sus mejores actuaciones de los años 1970 en títulos como Nevada express (1975, Tom Gries), El luchador (1975, Walter Hill) y Sucedió entre las 12 y las 3 (1976, Allan D. Goldstein), todas junto a su esposa en la vida real y recurrente pareja en el cine, Jill Ireland; El temerario Ives (1976, J. Lee Thompson) junto a Jacqueline Bisset o Teléfono (1977, Don Siegel), al lado de Lee Remick. En 1972, con el director Terence Young, responsable de las primeras películas de la serie Bond, protagoniza Los secretos de la Cosa Nostra (también llamada Los papeles Valachi), surgida dentro de una respuesta del cine europeo a la moda de películas sobre la mafia comenzada por El Padrino (y que engloba también a Lucky Lucian, de 1973, por ejemplo).

En 1980 trabaja en Cabo Blanco, una especie de remake de Casablanca, donde Charles Bronson hacía el papel que hicera Humphrey Bogart en la película original, aunque ésta no funcionó. Fue su segunda colaboración con el menospreciado pero interesante director J. Lee Thompson, con quien ya había trabajado en la Caza del Búfalo Blanco, y con quien volvería a trabajar en varias películas en las que interpretaba el mismo tipo duro de siempre y que poco nuevo aportaban a su carrera (La ley de Murphy, Mensajero de la muerte y Prohibido en Occidente).

En 1990 trabajaría en su última película importante, Extraño vínculo de sangre, que supuso el debut en la dirección del actor Sean Penn.

Comentarios

Cortos más vistos FIBABC 2014
«Project Shell»
«Project Shell»