ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Nueve películas que, literalmente, mataron a sus espectadores

Hay filmes que consiguieron, para sus desafortunados espectadores, que los créditos finales fueran realmente los finales

Día 04/10/2016 - 00.00h

1«Expediente Warren»

«Expediente Warren»

Hay películas que incrementan las ganas de matar a alguno de sus realizadores: películas que por una razón u otra consiguen que el espectador saque sus instintos más viles y quiera ajusticiar a los responsables por el tiempo perdido. Pero luego está la otra cara de la moneda: aquellas cintas que consiguen que sea el espectador el que pasé a mejor vida.

Y esto no tiene que estar necesariamente ligado a la mayor o menor calidad del film, sino que son diferentes factores, algunos de los cuales son dignos de los mismísimos Premios Darwin (galardón que se concede anualmente a la muerte más 'tonta' y que, por tanto ayuda a la especie a mejorar).

En esta lista encontramos desde dramas intensos a películas de terror moderno, pasando por excentricidades o musicales de Bollywood. Películas todas ellas que consiguieron, para desafortunados espectadores que los créditos finales fueran realmente los finales. Y así, cualquier metraje, bien pensado -y como ocurría en The Ring-, puede ser el macguffin más siniestro que se recuerde.

Empezamos con «Expediente Warren»:

Una de esas historias estrambóticas que servirían para una película en sí misma. El 17 de junio de 2016, en un cine de Tiruvannamalai, en la India, un espectador desconocido falleció durante el tercer acto de The Conjuring 2.

Pero eso sólo es el principio de la historia. El cuerpo sin vida era de un hombre de unos 65 años de edad que se había quejado durante la proyección de fuertes dolores en el pecho. Fue llevado al hospital, donde los médicos sólo pudieron confirmar la hora de la muerte. Sin embargo, los restos debían ser llevados a otro hospital para su examen pormenorizado. Nunca llegó. El conductor desapareció con el cuerpo y nunca se supo la identidad del fallecido ni las verdaderas causas de la muerte. Todo un Expediente que bien podría servir de secuela en una metahistoria de terror jamás vista en pantalla.

Comentarios